Monsanto, por inclusión de mujeres en ciencia y campo

Asegura que el agro está en inicios de entender las necesidades de la equidad de género

Cristina Ochoa

La narrativa de género que excluye a las mujeres de las áreas científica y agropecuaria debe desaparecer, consideró Laura Tamayo, directora en México y Latinoamérica de asuntos corporativos de la empresa de productos químicos para la agricultura Monsanto.

En entrevista con MILENIO afirmó que la directriz fomentada desde la educación básica sobre el tipo de carrera a las que se debe dedicar una persona por género es uno de los problemas más importantes que se deben atacar dentro del área científica.

“Esa narrativa tiene que desaparecer. Estamos trabajando con maestros y padres de familia para invitar a las mujeres a que entren a las áreas de ciencia, tecnología, física y matemáticas, y que este desafortunado precepto de que son carreras únicamente para hombres desaparezca”, propuso.

Tamayo consideró que en el caso del sector agropecuario aún hay una brecha de género muy importante por resolver, pues en temas de dirección corporativa es importante posicionar a las mujeres dentro de la misma.

“Solo 40 por ciento de las mujeres busca puestos directivos, en el caso de los hombres el porcentaje está arriba de 60; la razón es que el valor que se le da a la educación de los hijos o el tiempo que requiere para la mujer estar en la casa es superior, por lo que a la hora de tomar una decisión debe pensar en esos casos”, dijo.

La directiva, quien ha colaborado con el Consejo Nacional Agropecuario y en Coca-Cola México, aseguró que el campo siempre ha sido un lugar de desarrollo masculino, por la fuerza física que requiere, pero ahora las nuevas tecnologías dan la oportunidad de que las mujeres puedan trabajar tanto de forma directa como en la toma de decisiones.

“En términos de la producción agrícola masiva todavía el cambio no ha llegado. Es un sector controlado casi en 80 por ciento por hombres, aunque sí se ha visto que en las mesas directivas cada vez hay más mujeres”, consideró Tamayo.

Añadió que muchas mujeres que trabajan en el campo han formado algunas cooperativas desde las que manejan su producción, a la vez que ganan terreno en el desarrollo del sector.

“Alcanzar al resto de los sectores no es difícil, es un tema de voluntad, incluso la Secretaría de Agricultura ya está haciendo cambios importantes.

“Pero como sector privado la brecha, de prácticamente 100 años para acabar con la inequidad de género, es un tema al que debemos ponerle atención. Es quitar mitos y maneras tradicionales de pensar sobre cómo se manejan las fuerzas laborales”, consideró.

La directora de Monsanto dijo que el sector agropecuario está en los inicios de entender las necesidades en materia de equidad de género y que hace falta hacer un diagnóstico más profundo dentro de los próximos años para estar a la vanguardia en el tema.

“No solo podemos hablar de la equidad de género, sino en términos de no discriminación por raza, capacidades diferentes y orientación sexual, todas esas cosas se tienen que discutir tanto entre directivos como con los comités de empleados”, advirtió.

Laura Tamayo participará como panelista en MILENIO Foros: Ellos, ellas y nuestros prejuicios, el próximo 7 de marzo.

NOTAS MÁS VISTAS