Odara impulsará su expansión vía ‘online’

La compañía que vende productos de belleza a barberos y estilistas tiene un objetivo claro: mejorar su canal e-commerce, el cual ya tiene gran aceptación.
La empresa cuenta con 17 tiendas, la mayoría en Ciudad de México. (Especial)

Cristina Ochoa

Hace 70 años, Francisco Barba abrió una pequeña tienda con la visión de crear productos profesionales que usaban los barberos y estilistas de la época, poco a poco se ganó el agrado de los especialistas y comenzó a crecer hasta convertirse en uno de los iconos de la belleza entre los 80 y 90. En 2012 comenzó su reconfiguración.

Odara Professional by Casa Barba tiene entre sus planes de crecimiento la apuesta por el comercio electrónico.

Según Gerardo Morelos, director general de la empresa, en los últimos años el ticket promedio de compra por su plataforma digital, que tiene un año, es mayor que el de la tienda física, en un comparativo aproximado de mil 300 y 150 pesos.

“Desde hace unos años han surgido pequeños negocios que se dedican a la venta de productos profesionales, lo que ha aumentado la competencia, por eso buscamos la reconfiguración de la empresa. Es un negocio con el que hemos crecido y no queremos perderlo, le estamos dando un giro para llevarlo a un nivel más profesional”, dijo.

El comercio en línea, añadió, les ha dado la oportunidad de incursionar en países como España y algunos de Sudamérica; sin embargo, en volumen, las compras online aún representan un porcentaje muy bajo. Además, 70 por ciento siguen siendo de origen nacional.

“A mediano plazo vemos que el e-commerce será uno de nuestros centros de negocio más importantes”, dijo.

De acuerdo con Morelos, la incursión internacional de forma física aún no está contemplada por la firma en los próximos cinco años.

“Nos ha ido muy bien, hemos crecido 500 por ciento en los últimos cinco años. Tenemos 17 tiendas y prevemos cerrar el año con 20; la mayor parte está en Ciudad de México y área metropolitana, pero también hay en Guadalajara, Cuernavaca y Querétaro”, dijo.

Las próximas estarán en Nuevo León, Yucatán y Quintana Roo.

“Queremos seguir con un crecimiento vía orgánica. Tenemos un esquema de conversión, en donde queremos que amigos y familiares interesados en el negocio puedan contribuir invirtiendo en una nueva tienda, de manera que compartamos la actividad sin perder la operación”, explicó.

Morales dijo que la permanencia del control en el negocio familiar les ha permitido que la experiencia de los clientes sea más detallada y puedan tener una mayor asesoría, así como dar privilegio a temas como la iluminación y música, que forman parte de la reconfiguración en cada uno de sus espacios.

“Odara mantiene los mismos productos de las marcas típicas, pero hemos aumentado la cantidad, añadiendo algunas de origen italiano, entre otras. Además, contamos con un laboratorio para la fabricación de productos propios de gran consumo en la industria”, dijo.

Por su parte, Carla Barra de la Parra, senior trendsetter de la empresa, dijo que su operación en el centro del país seguirá siendo el motor principal de su expansión.

Añadió que han buscado la incorporación de personal especializado dentro de todas sus unidades, por lo cual cada uno de ellos acude a cursos de capacitación constante.

Odara ha apostado por la incorporación de marcas nacionales y de importación.

NOTAS MÁS VISTAS