Proyecta Aleatica mil 200 mdp para conectar al NAIM

El plan prevé ampliar la autopista y un par de accesos, según el director de la firma.
Esta carretera conecta a Ciudad de México con Querétaro, Puebla e Hidalgo.

Frida Lara

De continuar los trabajos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), la empresa Aleatica (antes OHL) puede invertir mil 200 millones de pesos en la ampliación de 10 kilómetros de la autopista Circuito Exterior Mexiquense (CEM) y en dos accesos del mismo, informó Jorge Rubio Díaz, director general de este libramiento.

El directivo dijo que a pesar de que aún no cuentan con una fecha estimada en la que sabrán con certeza si harán la inversión, siguen muy de cerca todas las resoluciones en el tema.

Los accesos que se pueden sumar a los actuales 110 kilómetros del circuito estarían en la zona norte, que conectaría con el área de carga del NAIM, y en Río de los Remedios, que tiene conexión con Periférico Oriente.

Este circuito es una autopista urbana de traslado rápido que conecta con las principales vías de entrada y salida de la Ciudad de México con Querétaro, Puebla, Pachuca y Tuxpan, y las áreas conurbadas de Ecatepec y Zumpango, en el Estado de México.

Aleatica es la actual concesionaria del circuito, luego de que en abril pasado el fondo australiano IFM Investors cerrara la compra de OHL Concesiones. Además del CEM también es la concesionaria del Viaducto Elevado Bicentenario, en el Estado de México y Libramiento Elevado de Puebla, entre otras.

Afirmó que a junio, la empresa ha invertido en infraestructura 24 mil 918 millones de pesos en México.

Detalló que la construcción e inicio de operaciones de la autopista desde 2013 fue financiada mediante tres vías: la aportación de capital social de Aleatica por 5 mil 579 millones de pesos. También préstamos otorgados a CEM por Aleatica por 9 mil 400 millones de pesos y el resto, que fue financiado mediante préstamos bancarios y emisiones de deuda en la Bolsa Mexicana de Valores.

“Es un negocio a muy largo plazo”, expresó Rubio.

Consideró que el circuito es una opción de vialidad y refutó que fuera de las autopistas más caras, ya que el costo promedio por kilómetro oscila en los 4.2 pesos. La cifra es comparada con los 9.4 pesos promedio que cuesta la Supervía (en el poniente de CdMx) y los 6.2 pesos del segundo piso del Periférico que conecta Toreo (en los límites de CdMx con el Edomex) con San Antonio, en CdMx.

Rubio expresó que de los 303 mil cruces diarios que reporta el CEM, 60 por ciento sigue optando por el pago en efectivo.

Entre los planes a futuro que tiene el circuito destaca la implementación de 31 nuevas cámaras de vigilancia que se sumarán a las actuales 61 que monitorean los 110 kilómetros de la infraestructura.

NOTAS MÁS VISTAS