Reciclaje de unicel y PET ayuda a economía circular

SUSTENTABLE

En los últimos 16 años se evitó la emisión de 11 millones de toneladas de CO2, que equivale a plantar 977 bosques de Chapultepec.
El reciclaje es tarea de todos y también salvaguardar el medio ambiente. (Especial)

Liliana Noble Alemán

La Fundación Ellen MacArthur fue creada en 2010 con el objetivo de acelerar la transición a la economía circular. Desde su creación, la organización se ha convertido en un líder de pensamiento global, al posicionar la economía circular en las agendas de los responsables de empresas, gobiernos y académicos, que hoy tiene un impacto positivo en el sector económico y en el medioambiental a través de la reutilización de materiales como el PET y el unicel. A partir de ello, asociaciones y empresas han dispuesto de este tipo de residuos para contribuir a la sustentabilidad.

Tal es el caso de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas AC (Anprac), que representa a las empresas embotelladoras mexicanas de refrescos y se enfoca desde hace varios años en la mejora de los procesos de producción, reduciendo el consumo de energía.

Entre sus objetivos está el aprovechamiento de dichos recursos, con un enfoque de economía circular, en el que prevalece la reducción de elementos, apostando por la reutilización de materias primas como el PET, y buscando el retorno de cada una de las botellas así como su reutilización. “Las empresas que integran Anprac son ejemplo de reciclaje a escala mundial. Han invertido en nuevas tecnologías y construido plantas de reciclaje, lo que representa el 53.9 por ciento del total de la industria de reciclado de PET en México. A través de Ecoce, nuestro aliado social, se ha incrementado el acopio y reciclaje de envases de PET en los últimos 16 años. Esta acción evita la emisión de 11 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, equivalentes a haber plantado 977 bosques de Chapultepec. De hecho, la botella de agua de una de nuestras marcas está elaborada con PET ciento por ciento reciclado”, dijo Jorge Terrazas, director general de la asociación.

Otra valiosa acción en la que trabaja la industria refresquera en México es en la rehabilitación y recuperación de 600 espacios públicos como parques y gimnasios al aire libre, para promover de esta manera la convivencia en la comunidad, así como en la generación de zonas seguras para las familias. Al incorporar fuentes de energía renovables como las solares y eólicas, ha evitado la emisión de 126 mil toneladas de CO2, lo que equivale a sacar 27 mil vehículos durante un año. Además, cuenta con vehículos híbridos en sus flotillas.

“Los asociados de Anprac están comprometidos con el bienestar de México, y dan seguimiento a los programas y proyectos que nos permitan generar mejoras continuas en cada comunidad en la que tenemos presencia”, aseguró.

El unicel es otro de los materiales que sin lugar a dudas tiene un impacto significativo por su reutilización. Justamente por ello, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aprobó el Plan Nacional de Manejo de Residuos de EPS (unicel), presentado hace algunos meses por Tecnologías Renueva, startup dedicada al reciclaje de unicel, junto con las empresas Marcos & Marcos y Dart de México, en respuesta a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (Lgpgir) y al definir el plan de manejo como instrumento que establece los procedimientos necesarios para la valorización y gestión integral de los residuos sólidos urbanos, de manejo especial y peligrosos.

Por su parte, Héctor Arturo Ortiz, director de Tecnologías Renueva, aseguró que a través del desarrollo e implementación de tecnologías para el medio ambiente, en México ya es posible el reciclaje de unicel a gran escala. “Al conocer las necesidades del sector y la nobleza del material, nos dimos a la tarea de trabajar en el desarrollo y en la creación del prototipo que, por medio de fricción y calor, forma pequeñas tiras de unicel reciclado, convirtiéndolo de nuevo en poliestireno y posteriormente en pellets, la materia prima base de innumerables productos como marcos, molduras, juegos de geometría…”, explicó el directivo.

“Este material puede reutilizarse en una infinidad de ocasiones. Para que la gente conozca los beneficios de este manejo podemos decir que al menos 70 por ciento de la huella de carbono se reduce. Todos somos parte de la cadena de reciclaje, no solo del unicel. Es necesario que más empresas se unan al proceso, ya que con ello logramos ser sustentables, lo que involucra tres pilares: el económico, el social y el medioambiental”, detalló.

“En Marcos & Marcos estamos muy comprometidos con el medio ambiente. Por ello es que, desde hace cuatro años, uno de los principales materiales con el cual producimos molduras es el poliestireno expandido reciclado. Nuestro principal proveedor es Dart, con el que llevamos trabajando más de siete años con la firme idea de la economía circular y la sustentabilidad, que benefician tanto a los recursos internos como a los externos. Por si fuera poco, minimiza el impacto al medio ambiente. Desde que utilizamos el polímero reciclado contribuimos al cese de la tala de árboles”, aclaró.

Gerardo Pedra, gerente de programas de reciclaje para América Latina de Dart México, explicó que la firma de origen estadunidense decidió abrir centros de acopio en cada una de sus instalaciones. Así, en 2010 creó el Centro de Acopio, Difusión y Valorización del Material.

“A diferencia de otros plásticos como el PET, que vuelve a convertirse en botella, el unicel nunca será de nuevo unicel, ya que de esta reutilización surge la materia prima para la elaboración de otro tipo de productos que no tienen contacto con los alimentos. Tenemos como objetivo recuperar la mayor parte de este tipo de residuos y promover los Centros de Acopio a escala nacional. Por ello, nos dimos a la tarea de aliarnos con Marcos & Marcos y con Tecnologías Renueva para crear una infraestructura que ayude a la revalorización del material en todo el país y evitar que la mayor parte siga siendo mezclada junto con los residuos orgánicos en los tiraderos. El reciclaje es tarea de todos y también salvaguardar el medio ambiente”, concluyó.


NOTAS MÁS VISTAS