Reglamentos de tránsito limitan a camiones de carga: Cofece

Recomendó reformar los reglamentos homologados en los municipios, al considerar que contemplan un régimen de permisos discrecional y costoso para el transporte de carga.

Daniela García

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) aseguró que los reglamentos de tránsito del área metropolitana de Monterrey inhiben la competencia en el autotransporte de carga, por lo que recomendó realizar reformas.

En un comunicado, el organismo dio a conocer la emisión de la OPN-004-2018, donde recomendó a los poderes Ejecutivo y Legislativo del estado reformar los reglamentos homologados de tránsito y vialidad de los municipios de la zona metropolitana, al considerar que contemplan un régimen de permisos discrecional y costoso para el transporte de carga.

Esto, agregó, genera incertidumbre, reduce los incentivos para la entrada y expansión de competidos y entorpece la continuidad de la actividad.

Cofece detalló que en mayo de este año, la Secretaría de Economía le solicitó la emisión de una opinión en materia de competencia y libre concurrencia respecto a los reglamentos, pues consideró que deterioran la competitividad de sectores económicos y tiene efectos adversos en el proceso de competencia y libre concurrencia.

Recordó que en 2016 y 2017, diez municipios aprobaron reformas a sus reglamentos de tránsito de manera homologada, donde restringieron la circulación de vehículos de carga pesada en vías que no formen parte de la “red troncal”, y establecieron un régimen de permisos temporales para que ciertos vehículos circulen en algunas de las vías restringidas y limitadas.

Aunque aseguraron que la regulación buscaba conseguir objetivos de política pública, como establecer condiciones de seguridad, el organismo identificó obstáculos para la competencia como la discrecionalidad en el otorgamiento y temporalidad de los permisos, así como costos de permisos excesivos e inflexibles.

“Estos obstáculos generan incertidumbre y reducen incentivos para participar en el mercado, lo que disminuye la oferta, aumenta los precios y afecta la calidad del autotransporte de carga, en detrimento de clientes y/o consumidores finales, principalmente, en el transporte de última milla, para el cual no existen sustitutos", aseguró Cofece.

"Además, imponen altos costos para que nuevos participantes puedan entrar al mercado, y para que proveedores de otras regiones del estado o del autotransporte federal público o privado, así como a las pequeñas empresas, puedan acceder al servicio”, agregó.

Por lo que recomendó realizar reformas para eliminar distorsiones y contemplar un esquema que establezca de “manera clara y previsible” los requisitos técnicos y de seguridad, tomando en cuenta la práctica internacional y el marco jurídico del país.

Finalmente, señaló que el autotransporte de carga es el medio predominante en México para recolectar mercancías de los centros de producción y hacerlas llegar al mercado final para su consumo: el año pasado representó el 3.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, y a nivel nacional se integró por más de 917 vehículos.

Y específicamente, en el caso de Nuevo León, el parque vehicular de transporte de carga está conformado por 129 mil unidades que atienden a 169 mil unidades económicas y 94 parques industriales y tecnológicos del estado.

Respalda Caintra posición de Cofece

La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) respaldó la posición de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) al considerar que impiden o dificultan la libre competencia.

El organismo aprovechó la opinión emitida por el organismo para hacer un llamado al gobernador del Estado, al Congreso y a los alcaldes metropolitanos a realizar las modificaciones en los reglamentos y “subsanar la afectación directa a la competitividad de la industria y comercio de la entidad”.

Coincidió en que los reglamentos restringen la circulación de los vehículos afectando los procesos productivos de las empresas, así como que la entrega de permisos se realiza con total discrecionalidad, sin plazos, procedimientos aplicables, transparencia o garantía para el solicitante.

Además de que se dificulta la libre circulación de bienes y mercancías entre entidades federativas, y establece costos de cumplimiento excesivos e inflexibilidad en estos, agregó el organismo empresarial.

Información proporcionada por el mismo organismo empresarial, detalló que el costo anual por vehículo en base a la norma vigente a nivel federal para una autorización expresa para vehículo full es gratis, y permisos de conectividad federal son por 211 pesos; a nivel local los permisos de reparto en la zona metropolitana van desde los 61 mil pesos, y permisos para carga desde los 106 mil pesos.

NOTAS MÁS VISTAS