Volkswagen provocó sequías en Puebla

FT Mercados

Los cañones de VW para alterar el clima en su planta de Puebla le trajeron una lluvia de críticas, ya que afectaron 2,000 hectáreas de cultivos.
VW reemplazará los cañones por redes antigranizo; sólo usará las máquinas en modo manual (Cortesía).

Peter Campbell

Volkswagen (VW) da marcha atrás al uso de una polémica tecnología para alterar el clima en una importante planta automotriz mexicana, después de que los agricultores locales se quejaron de que el sistema provocó sequías al impedir las lluvias. 

La automotriz alemana instaló cañones antigranizo en su planta de Puebla, los cuales disparan ondas de choque a la atmósfera para impedir la formación de piedras de hielo que dañan los vehículos terminados en el exterior de la planta. Pero los agricultores locales dijeron que los dispositivos, que se programaron para disparar automáticamente bajo condiciones climatológicas específicas, provocaron una sequía en los meses de la temporada de lluvias en México.

 Gerardo Pérez, representante de los campesinos en el área, le dijo a la agencia AFP que los cañones provocan que “el cielo se despeje y no llueva”. Un grupo de agricultores locales dijo que resultaron afectadas 2,000 hectáreas de cultivos, y se presentó una demanda en la que le reclaman a la automotriz 70 millones de pesos por daños, informó AFP. Como respuesta, VW instalará redes encima de todos los vehículos para protegerlos de las granizadas. La planta en Puebla es la segunda más grande en la cartera global de VW y, también, la más grande fuera de Alemania.

El Dato. 70
Millones de pesos es el monto que reclaman los agricultores por los daños ocasionados


En esta planta se fabrican 450,000 vehículos y se emplea a más de 15,000 personas. Un portavoz de VW dijo el miércoles pasado que la empresa suspenderá el uso de las máquinas en modo automático, después de sostener reuniones con las autoridades estatales. “Una vez que las redes antigranizo se instalen en los patios, se utilizarán como la principal medida para la protección de los vehículos, mientras que los dispositivos servirán como una herramienta secundaria y su uso será solamente en modo manual”, agregó.

 Las granizadas representan problemas significativos para los fabricantes de automóviles, que a menudo tienen una gran cantidad de vehículos terminados en el exterior de los centros de distribución o en las plantas. En 2008, una extraña tormenta de granizo en Alemania provocó daños por miles de millones de libras, incluyendo pintura descascarada y abolladuras en las carrocerías de miles de vehículos VW en su planta de Emden. Por lo general, los fabricantes instalan toldos o redes sobre las áreas de estacionamiento con el fin de proteger los vehículos, aunque algunos también utilizan cañones.






NOTAS MÁS VISTAS