Relatos salvajes en la República: el caso Velasco y el fideicomiso de los damnificados

La clase política quedó evidenciada en el Senado al tener que celebrarse dos votaciones para pronunciarse sobre el asunto de conceder o no la licencia senatorial.
Agosto de 2018 será recordado como un mes en el que la impunidad campeó sin freno en el país.

Nexos

Por Horacio Vives Segl

Ilustración de  Víctor Solís

La clase política quedó evidenciada en el Senado al tener que celebrarse dos votaciones para pronunciarse sobre el asunto de conceder o no la licencia senatorial: la primera que la negó, para luego llamar a una nueva votación para revertir la anterior y terminar por aprobar finalmente la polémica licencia. El Partido Verde no entendió el mandato en las urnas y uno de sus principales referentes queda evidenciado con una maniobra abyectamente burda y prevaricadora. La contraprestación fue exhibida de inmediato: cinco diputados verdes se sumaron al bloque de Morena, con lo que ya alcanzó la mayoría absoluta en la Cámara Baja del Congreso de la Unión.

Lee aquí el artículo completo.

NOTAS MÁS VISTAS