Manchón Penal

A ti Joao Maleck

Alberto Romero Rodríguez

“El futbol tiene un papel importante que desempeñar en la sociedad. Los jugadores deben tener un sentido de responsabilidad social, tienen una dimensión moral a los que se presenta de buena conducta”, Vicente del Bosque.

El tema de hoy no tiene que ver con futbol, pero si de un joven futbolista. He querido dirigir estas palabras a un hombre que ha marcado su carrera y su vida de por vida y tristemente se encuentra en el ojo de una situación que puede ser un parteaguas para muchos.

A ti Joao Maleck que tristemente por una imprudencia y una inverosímil y desafortunada decisión cambiaste la vida de una familia y la tuya por completo, producto de un momento de absoluta inconsciencia, debes reflexionar y asumir la responsabilidad que debas asumir y que solo tu sabes lo que paso en realidad, con la consciencia de que un par de vidas se vieron tristemente terminadas producto de ese acto desafortunado en las decisiones que tomaste ese 23 de junio.

Más allá de que la incompetencia y la profunda corrupción de nuestros gobernantes puedan dictaminar, manipular o sentenciar, creo que solo tú puedes asumir lo que verdaderamente fue o no tu responsabilidad.

A ti Joao que como todo joven quisiste tener un rato de diversión donde muchos jóvenes que, como tú, pueden vivir en la absoluta inconsciencia es indudable que tu vida no podrá ser la misma después de este triste y desafortunado momento.

¿Cuántos como tú que después de un choque, salen huyendo para no asumir una responsabilidad?

¿Cuántos como tú que para no asumir una responsabilidad se escudan en quizá querer manipular una ley, un juez o un dictamen?

Es muy triste que un joven como tú hoy en día tenga que preocuparse por no pisar una cárcel, a estar pensando en su futuro, sus metas, sus sueños.

Hoy la realidad es que te toca en este momento ser un ejemplo para muchos que como tú pudieran estar en una situación donde esa mala decisión e imprudencia, puedes asumir una postura de cobardía para excusarte en la bendita corrupción y la enorme laguna que vivimos como país, o simplemente tener el valor de asumir las consecuencias que trajo un descuido, una mala decisión o un acto de total y absoluta inconciencia.

No se trata de hacer una hoguera para salir a lincharte y tener un dedo inquisidor que remita y recaiga en señalar tu culpabilidad o inocencia. Todos podemos caer en un acto de absoluta equivocación con el que puedes aprender y enaltecer tu honorabilidad y humanidad, al saber que afectaste la vida de una familia por completo o simplemente esconderte y excusarte debajo de tu cama para no asumir el valor de tus actos.

Hoy todos nos sentimos indignados, consternados y agraviados sin saber que a muchos este tipo de actos pueden ocurrirte en ambos sentidos, siendo el causante o el agraviado. Ojalá este tipo de desafortunados actos sea un parteaguas para que reflexionemos y tengamos algo que se llama, consciencia.

Q.E.P.D María Fernanda Peña y Alejandro Castro

Hasta la próxima….


Twitter: @AlbertoRomeroMP

OPINIONES MÁS VISTAS