Columna de Alejandro González

AMLO y "El Bronco": agua, seguridad y la mancha en la Guardia Civil

Alejandro González

Resulta muy interesante, pero además valioso, que el gobernador de Nuevo León fuera a recibir al aeropuerto al Presidente electo. Mostrar interés e insistir por encima de los protocolos, envía un mensaje positivo a los ciudadanos y le deja claro a la Federación que insistirá hasta conseguir lo que necesitamos.

Los temas tratados, amigo lector, se supone que fueron el agua y la seguridad, dos asuntos en los que atravesamos una crisis mediana, pero que deben ser atendidos puntualmente.

Sobre el agua Gerardo Valdés, gerente de Comunicación de Agua y Drenaje, declaró que “se está trabajando en un plan de contingencia y muy duro en la campaña; la realidad es que nos estamos quedando sin agua”, dijo.

En seguridad hay mucho que hacer, los múltiples ataques en bares, ya van 15 muertos a causa de esto. Fuerza Civil, con apoyo de la Policía Militar, instaló 30 filtros de seguridad, además está la Guardia Civil, que debe proveer de seguridad en las colonias. Buen trabajo de las instituciones, lo único que las mancha es la corrupción.

Le puedo contar, estimado lector, que el viernes en la noche, ya de madrugada, me llevé una desagradable sorpresa con el trabajo de la Guardia Civil, la de proximidad, la que debe ganarse la confianza de todos, la que costó más de 87 millones, la que presume El Bronco.

Regresaba con mi familia de un festejo. Pasaba la medianoche. Transitábamos por la avenida Revolución en Monterrey. En un alto habíamos visto una camioneta sospechosa, se asomaban sobre el tablero los cañones de armas de alto calibre. En ese momento deseamos ver pronto una patrulla.

Adelante, ya en sobre Garza Sada, en el cruce con Lázaro Cárdenas nos alcanzó una patulla. Prendió torretas y sirena. Me detuve. Un oficial se acercó y me pidió mis documentos. Después de entregárselos, me dijo que me bajara del auto. Mi esposa estaba en el asiento del copiloto y mis hijos dormían en el asiento trasero. Me bajé.

Fue entonces que descubrí que me había parado la Guardia Civil, la patrulla identificada como GC01-721, y el oficial me dijo que estaba vencido mi refrendo.

¿Guardia Civil preocupada por mi refrendo? Sí, así es. Además presumió, sin pruebas, que podía tener aliento a alcohol por la hora que era (¿?).

Pedí una explicación y el oficial recitó un artículo que según él, lo faculta para detener mi auto, en la madrugada, con mi familia y checar mis documentos de tránsito. Entonces amenazó con llamar a una patrulla de Tránsito. “O dígame cómo le hacemos”, dijo.

Inmediatamente le dije que no participo en actos de corrupción y que definitivamente iba a esperar a que llegara una patrulla de Tránsito para que me levantaran las multas y ya.

El oficial fue a persuadir a mi mujer. Entonces ella se acercó y me dijo “quieren dinero, se los damos y ya nos podemos ir”.

“¡Claro que no!”, respondí, y enfrenté al oficial para preguntarle si la Guardia Civil no tiene labores más importantes que hacer como detener maleantes armados, vigilar casas, buscar ladrones… “Usted no me va a decir lo que tengo que hacer y no diga más, porque lo arresto…”, amenazó.

Después de media hora, al convencerse de que no les daría ni un peso, se acercó el oficial y entregó mis documentos. Me dijo que me salvé de ser arrestado, que me fuera ya.

Antes de retomar el camino a casa, me regresé a una tienda, necesitaba algo para el trago amargo de la intimidación. Ya de camino a casa volvimos a pasar por el lugar donde nos pararon, justo ahí, en la misma salida, estaba la misma patrulla de Guardia Civil. Habían detenido otro auto, otra familia…

¿Qué le pasa? Después de lo difícil que fue formar esa corporación, los fondos, el equipo, el entrenamiento.

Mientras El Bronco anda gestionando fondos para la seguridad del estado, hay oficiales gestionando sus propios recursos, sin pensar en todo lo que costó subirlos a una patrulla y darles una placa. No hay derecho a manchar el nombre de la Guardia Civil… o usted, ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com



OPINIONES MÁS VISTAS