El otro enfoque

Las malas formas de Nicéforo y la visita de su dirigente nacional

Alfonso Machuca

1.- La maldición del ex alcalde

El ex alcalde priista, Nicéforo Guerrero, vino a confirmar que detrás del famoso amparo que había interpuesto la panista, Karen Burstein, dueña de Casa Valadez, estaba -efectivamente- su operador en la entidad, Genaro Jaime.

El funcionario, habría intervenido con sus influencias, a fin de imponer las sillas y mesas que tenía la ex diputada panista en pleno Jardín Unión, pero como en todas sus asesorías, le salió mal el "biz". Falló.

Falló como en casi todas sus intervenciones con el nada entrañable, Nicéforo Guerrero, quien por cierto, reapareció en las redes sociales para escupir su amargura en contra del alcalde, Edgar Castro Cerrillo.

Nicéforo se mofó del Presidente de Guanajuato por su baja estatura, como si su altura fuera su distinción. Fue muy notorio que su comentario refleja su bajeza y su cobardía, como el hecho de que nunca más se ha presentado frente a los cuevanenses.

Bien le respondió Castro Cerrillo, quien lamentó los dichos de su compañero de partido, sobre todo en vísperas de la visita de su dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza, quien ojalá venga a poner orden en el tricolor.

2.- La visita de Ochoa Reza

El dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, vendrá este sábado a la capital para tener un encuentro con su militancia, además de desayunar con un grupo de líderes, quienes seguramente plantearan el terrible escenario de la dirigencia estatal.

Los priistas saben de las instituciones, de las disciplinas parlamentarias y la diplomacia política, así que jure que todos posarán como si nada pasara en el terruño, aunque muy probablemente más de uno exhibirá el grito de auxilio ante la desafortunada dirigencia del diputado, Santiago García.

Ocho Reza viene a Guanajuato con el compromiso de visitar los estados en los primeros 100 días de su gestión. Habrá que ver su visión de partido, sobre todo en el escenario de Guanajuato, donde la perspectiva para el 2018, es significativamente decepcionante.

De entrada, decepcionante la labor de algunos diputados en el Congreso del Estado, quienes, en lugar de ser oposición, se caracterizan como séquito del PAN y sus respectivos intereses. Ojalá le pregunte al coordinador, Rigoberto Paredes Villagómez, por qué su ligereza en temas de corrupción como la Toyota.

Por cierto, el ex coordinador de los diputados del PRI, Genaro Jaime, está en plena negociación para salir de la bancada tricolor en diciembre próximo. Bueno, en realidad, aún estudian si lo dejan hasta finales del año o le dan las gracias esta misma semana.

Dicen que no llega a la apertura del periodo legislativo.

3.- Los chistes amargos de los operadores del agua

El discurso del gobernador del estado, Miguel Márquez, respecto a la no politización de los organismos operadores del agua, sí que causaron risas invisibles entre los asistentes de la ExpoAgua 2016.

Es un secreto a voces que los Sistemas de Agua Potable en el estado, son una especie de botín político para los regidores en el Ayuntamiento y un dolor de cabeza para los alcaldes, quienes tienen que lidiar con los intereses partidistas.

Sólo "el gober" del terruño se cree la inocente idea de que se trata de consejos ciudadanos que buscan las buenas finanzas y los buenos resultados a la ciudadanía. ¿Acaso no conoce que el Puerto Interior el agua se vende como plata?

El claro ejemplo de que no es ciudadano sino político, es Silao. Ahí, el consejo está plagado de intereses partidarios, pues los consejeros son los mismos regidores del PAN, PRI, PRD Y PVEM. Sólo faltó Morena, pero no le alcanzó para tanto.

Pese a que buscan recursos y tratan de controlar la cartera vencida, es un hecho de que el consejo, es todo, menos un ejemplo de intereses ciudadanos. ¿Era broma su discurso Gobernador? M

OPINIONES MÁS VISTAS