Columna de Alicia Buenrostro Massieu

Hong Kong: la puerta de entrada de México en Asia

Alicia Buenrostro Massieu

Por primera vez México recibió en días pasados a un miembro del gabinete del gobierno de Hong Kong, Región Administrativa Especial (RAE) de China. Gregory So, secretario de Comercio y Desarrollo Económico, visitó nuestro país como parte de la estrategia de Hong Kong para buscar un mayor acercamiento en mercados emergentes y para afianzar la relación económica bilateral, que ha experimentado una expansión sin precedente desde que el presidente Enrique Peña Nieto visitara esta RAE en abril de 2013.

Desde entonces el interés mutuo ha resultado en una infinidad de acercamientos, tanto públicos como empresariales. Tan solo en 2014, 20 delegaciones mexicanas visitaron Hong Kong, y en los últimos tres años, siete misiones de Invest Hong Kong y cuatro del Hong Kong Trade and Development Council (HKTDC) visitaron nuestro país, culminando en enero de 2015 con la apertura de una oficina de Invest en la Ciudad de México, así como con la renovación de servicios de consultoría del HKTDC.

El reciente anuncio de que ambas economías negociarán un Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (Appri), reforzará aún más el marco de cooperación institucional de la relación bilateral. México y Hong Kong cuentan ya con múltiples acuerdos y Memorando de Entendimiento sobre temas de propiedad intelectual, doble tributación, y de aceleración y desarrollo de Pymes.

Estos instrumentos brindan una mayor certeza jurídica, necesaria para atraer mayor inversión de empresas hongkonesas a nuestro país. Hong Kong está interesado en las oportunidades que México ofrece, especialmente en los sectores manufactureros de alta innovación, como autopartes, equipos médicos y electrónicos, así como en el financiero.

Reconocidas empresas como Hutchinson Whampoa, Grupo TTI y Johnson Electric han sido punta de lanza y se han instalado en nuestro país. Esta última, por ejemplo, inauguró hace unos días un centro de capacitación en la ciudad de Zacatecas, generando 500 empleos y transmitiendo su investigación y desarrollo a nuestro capital humano.

Aun así, México debe aprovechar a Hong Kong como la segunda economía con mayor flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) en el mundo (2014), con 143 mil millones de dólares enviados a la economía mundial, posicionándola por encima de China continental, y con 103 mil millones de dólares de captación de capital, inclusive por encima de Estados Unidos.

México debe aprovechar también la posición de Hong Kong como indiscutible puerta de entrada hacia el continente asiático. Al ser una de las dos Regiones Administrativa Especiales (RAE) de China que forman parte del Delta del Río de las Perlas (DRP) —una de las zonas económicas de China integrada por nueve ciudades y que forman un importante corredor de innovación y tecnología—, Hong Kong jugará el papel de punto de conexión entre China continental y el resto del mundo, dentro del marco de la gran iniciativa Un Cinturón, un Camino.

Esta estrategia fue anunciada en abril pasado como la gran política de expansión económica internacional china, o una versión siglo XXI de la conocida Ruta de la Seda. México debe tomar ventaja de las más de 30 mil empresas de capital hongkonés asentadas en China Continental que buscan opciones para desplazarse a otro lado. Su capital, experiencia e innovación podrían apuntalar las cadenas de producción de nuestras industrias manufactureras que hoy en día requieren, todavía, salir a comprar componentes secundarios en el exterior.

Los niveles de intercambio comercial con Hong Kong han aumentado considerablemente en los últimos años. El comercio total entre México y Hong Kong sumó mil 319 mdd en 2014, pasando de 144 mdd exportados en 2004 a mil 29 en 2014. Este incremento acumulado de 594 por ciento en una década posiciona a Hong Kong como el quinto destino para las exportaciones mexicanas en Asia.

Dicho crecimiento también ha sido impulsado por el vuelo de carga de la aerolínea Cathay Pacific en su ruta Hong Kong-Guadalajara-Ciudad de México, que cuenta actualmente con cinco frecuencias a la semana y una sexta próximamente. Estos aviones viajan a México con electrónicos y productos de alta tecnología, y vuelven con carga mexicana compuesta por perecederos (aguacates, limones y todo tipo de moras), autopartes y productos electrónicos.

Hong Kong es, por ejemplo, el tercer importador de carne de res mexicana, sólo después de Estados Unidos y Japón; y el segundo para fresas y nuez. La tercera parte del total de productos exportados a Hong Kong en 2014 fueron máquinas para el procesamiento de datos, y un 10%, teléfonos, incluidos celulares, demostrando la importante evolución de nuestra economía hacia la exportación manufacturera, alejándose de los commodities.

La excepcional ubicación geográfica de Hong Kong, sumada a sus múltiples atractivos como puerto libre de impuestos, con un sólido estado de derecho y accesibilidad (el inglés es un idioma oficial), le permiten ser un hub regional líder en servicios financieros, comercio, logística y emprendedurismo.

Estas características lo convierten en una plataforma ideal para que las compañías internacionales establezcan ahí sus operaciones hacia el resto del continente, incluidas las empresas mexicanas. Muchas marcas de nuestro país ya se encuentran presentes en Hong Kong, desde productos de lujo hasta perecederos, mariscos, vinos, tequila y mezcal.

Las autoridades hongkonesas han reconocido el importante crecimiento registrado en la activa participación de México en ferias y exposiciones comerciales que tienen lugar en su ciudad. Más de 4 mil 100 compradores mexicanos han participado en sus exposiciones de productos desde 2013.

Gracias al activo impulso bilateral, estos pequeños y medianos empresarios (Pymes) que buscan abrirse mercado en Hong Kong y Asia son ahora susceptibles de recibir apoyo a través del Inadem para iniciar operaciones en Hong Kong con una mínima inversión gracias al lanzamiento de un esquema de aceleración de Pymes con el Hong Kong Science and Technology Park.

El turismo tiene también un gran potencial de crecimiento en la relación México-Hong Kong. Después de que ambas economías suscribieran en 2004 un acuerdo para suprimir el requisito de visas a sus nacionales, el intercambio de personas ha crecido considerablemente.

En este sentido, nuestro país también ha buscado atraer inversión hongkonesa en infraestructura turística, lo que explica la visita que hiciera una destacada delegación de 30 tycoons, encabezada por Pansy Ho, la mujer más rica de Hong Kong y vicepresidenta y secretaria del Global Tourism Economy Forum (GTEF), a la Ciudad de México y Cancún en junio pasado.

Como resultado, México, en tanto que miembro de la Alianza del Pacífico, será invitado especial en el GTEF que se celebrará en Macao en octubre próximo. Este potencial turístico se vería enormemente beneficiado por un vuelo de pasajeros entre México y Hong Kong, por lo que se encuentra dentro de las prioridades en el acercamiento bilateral en el mediano plazo.

En vísperas de que en 2016 se conmemore el 50 aniversario del establecimiento del Consulado General de México en la Ciudad Mundial de Asia, la visita a México de su secretario de Comercio y Desarrollo Económico refleja un interés creciente por nuestro país y el reconocimiento al amplio potencial que existe para aprovecharlo en beneficio de ambas economías.

*Embajadora de carrera y Cónsul General de México en Hong Kong y Macao.

OPINIONES MÁS VISTAS