La columna de Andrés Marcelo González Pugh

Numeralia básica para comprender al país

Andrés Marcelo González Pugh

En más de una ocasión –como estoy seguro que muchos de ustedes también– me he encontrado en conversaciones o sobremesas en las que el tema central es político, ya sea comentando y especulando sobre las propuestas del gobierno entrante o la terrible situación de violencia que nos azota. Me parece que cada vez más gente se está involucrando en estos temas tan relevantes, y qué bueno que así sea.

Sin embargo, algo de lo que me he percatado a lo largo de sostener conversaciones con diferentes amistades y colegas es que en más de una ocasión nos quedamos atrapados en nuestra propia perspectiva de la realidad o por decirlo de otra forma, no nos salimos de nuestra burbuja.

Así que a continuación intentaré –dentro de mis posibilidades– ilustrar una imagen del México que, para muchos de nosotros, es invisible.

Primero, el dato más obvio, de acuerdo con el Coneval, el 43.6% del país es pobre, es decir, 53.4 millones de mexicanos viven en situación de pobreza, pero ¿qué quiere decir esto exactamente? Que de acuerdo a como se mide la pobreza en México, esos 53.4 millones de mexicanos tienen un ingreso mensual personal inferior a la línea de bienestar (2, 975.27 pesos mensuales) y al menos una de estas carencias sociales, es decir, derecho a educación, derecho a servicios de salud, seguridad social, acceso a alimentación, una vivienda con piso firme y material resistente en techos y muros, acceso a drenaje, electricidad, gas y agua entubada.

Segundo, en México solo el 17% de las personas de entre 25 y 64 años logran tener estudios universitarios y según cifras del Inegi, el nivel promedio de la educación de las personas de 15 años o más es de 9.1 grados de escolaridad, es decir, un poco más de la secundaria concluida.

Y por último, pero no menos alarmante, un estudio realizado por la UNAM reveló que en México solo 14% de la población tiene servicio de agua potable las 24 horas del día durante todo el año, mientras que el 48% de la población no la recibe ni siquiera una vez al día.

Así que la próxima vez que se encuentre en una conversación sobre la situación política del país con sus amistades, familiares o colegas, trate de recordar y compartir estas cifras, porque si usted tiene educación universitaria, percibe ingresos personales por encima de la insuficiente “línea de bienestar”, no tiene carencias sociales y tiene acceso a agua potable cuando la requiere, su situación, en este país, es la excepción, no la regla.

Youtube: Repolitico



@andrespugh





OPINIONES MÁS VISTAS