Vertebral

Subirá el pasaje, de eso estoy seguro

Ángel Carrillo

Va porque va, hablo del aumento a la tarifa del autotransporte y aunque los concesionarios están solicitando un incremento de cuatro pesos (15 pesos equivalente al 36 por ciento), el municipio (en teoría) a través de la Dirección de Vialidad y Movilidad Urbana (a cargo de Sandra Mijares) emprendió un estudio para que los integrantes del Cabildo tomen decisiones sobre el aumento en el costo del pasaje, pero de que va, va, un estudio que nada más tiene la Presidenta de la comisión del Autotransporte, Ana María Betancourt, no Toño Gutiérrez Jardón, no Nacho Corona y no Isis Cepeda (también miembros de este organismo (priistas y morenistas, por cierto). 


Entendemos perfecto que el tema per se es complejo (políticamente hablando) porque el gobierno panista de Jorge Zermeño tendrá que asumir el rechazo social con el impacto económico para las familias laguneras usuarias del transporte público, los concesionarios no van a estar de acuerdo con el aumento finalmente autorizado por el Cabildo, los priistas llevando (inútilmente) “agua a su molino” diciendo que no están de acuerdo, los combustibles cada vez más caros (y escasos) y finalmente la ciudadanía recibiendo un servicio “ramplón”, pero de que se deben tomar decisiones, se deben tomar. 


Agreguemos al conflicto el tema del Metrobus que, según Alfonso Tafoya quedará listo y operando en agosto próximo (una fecha más). 


Durante la semana que está a punto de concluir, Tafoya Aguilar (encargado de las obras del Metrobus) citó a una conferencia de prensa para “presentar” el modelo de negocios de esta modalidad que pretende concretar el Gobierno de Coahuila, los concesionarios esperaban que les informaran lo que les interesa, cuál sería el costo – beneficio del Metrobus, porque habrá que hacer, de entrada, una inversión de seis millones de pesos para la compra de nuevos camiones, climatizados, con servicio de WiFi, con un carril destinado únicamente para estas unidades (evitando los embotellamientos y problemas viales que generan actualmente los choferes), pero contrario a eso recibieron solamente datos como los aforos, los recorridos de la ruta troncal, el número de rutas actuales, pero no la respuesta a la pregunta que todos nos hacemos: 

Cuánto, cuánto nos costará, cuánto les costará a los concesionarios. Esas respuestas no las ofrecieron, entonces no entiendo el motivo de la reunión, dice Alfonso que los datos son la base para posteriormente establecer cantidades, sin embargo el retraso es notorio, retraso en la obra, con el desconocimiento de los números y el desinterés de las autoridades locales porque es una obra que huele al Gobierno de Coahuila. 

En medio quedan los ciudadanos que deben pagar (en el mejor de los casos) cuatro pasajes diarios, es decir, 44 pesos diarios, espérese a que se autorice el aumento. 



angel.carrillo@multimedios.com

OPINIONES MÁS VISTAS