Ciencia, educación y ambiente

Triunfadoras contra viento y marea

Arlette López

Con mucho gusto escuchamos los triunfos de nuestros deportistas mexicanos en los Juegos Panamericanos 2019. Detrás de estos logros, además del esfuerzo y dedicación de los competidores, seguramente se encuentra el apoyo de múltiples participantes, entre ellos la familia y especialmente si se trata de mujeres ya que históricamente los deportes nacen con marcada vocación masculina. En la antigua Grecia las mujeres tenían prohibido participar e incluso ser espectadoras

Para 1896 en los primeros Juegos Olímpicos en Atenas las mujeres no se consideraron sino hasta el año 1900 en París donde compitieron pero, sólo en tenis y golf.

Con este antecedente la participación femenina en los deportes ha sido una conquista, manifestándose en diversos reconocimientos a estas triunfadoras como las mayoritarias mexicanas ganadoras de medallas de oro en los recientes Juegos Panamericanos 2019.

Cabría preguntarse, ¿que será necesario para que una mujer triunfe en un área de su interés teniendo muchos factores en contra, entre ellos los sociales?

Ejemplos, existen, algunos reconocidos por la sociedad y muchos otros que forman parte de las referencias familiares o de las comunidades. Mujeres destacadas en la ciencia, el arte, la literatura, la salud, por mencionar algunas áreas del conocimiento. ¿Pero que tienen en común?

Hay quien considera que un factor para el éxito es la educación, pero este valioso recurso apertura a las mujeres con diversas condicionantes sociales hasta mediados del siglo XX.

Consideremos que apenas a fines del siglo XIX la preocupación principal para la educación femenina era más que lectura y escritura, los buenos modales, ser una buena administradora del hogar, trabajar era mal visto tanto moral como socialmente. Sin embargo, logra titularse en 1886 la primera mujer Odontóloga Margarita Chorné y en 1887 la primera mujer médica Matilde Montoya.

¿Entonces como lograron sus metas las deportistas triunfadoras como Soraya Jiménez primera mexicana en obtener una medalla de oro, o las académicas, las artistas, las científicas y muchas otras? Razones existen pero destaca la motivación Intrínseca que nace de la propia autoestima y lleva a remontar los obstáculos para conseguir lo que más se valora. Ojalá muchas mexicanas logren esa motivación y que con plena satisfacción y contra todo pronóstico alcancen sus metas.

OPINIONES MÁS VISTAS