Nada personal, solo negocios

Emprender sin Inadem

Bárbara Anderson

Jaime Reyes es quizá la persona que más ha hecho desde Guadalajara por internacionalizar el talento tecnológico mexicano. Ya sea como director de empresa o como secretario estatal de Innovación y Tecnología, o como consultor y apoyo moral, él conoce cada palmo del ecosistema high-tech de Jalisco. Con su impulso y el de sus colegas del Industrial Cluster 4.0, fueron los responsables de llevar, por segunda vez, una delegación de empresas locales a la mayor feria de la tecnología de consumo, el CES de Las Vegas.

Este año, a diferencia de 2018, llegaron sin el apoyo de las dos dependencias que las patrocinaban, como eran las ya desaparecidas Inadem y ProMéxico. Ahora bajo la iniciativa MxEnCes (que quieren que suene como makessense), Industrial Cluster llevó a 30 firmas mexicanas al CES y, de acuerdo con Reyes y Carlos Lorenzo (director del proyecto Industrial Cluster 4.0), el crecimiento no solo fue en la presencia de empresas locales (50 por ciento más que en 2018) sino en el piso, citas de negocios e interés de los asistentes a la feria. El pabellón de 450 metros cuadrados compartió piso con gigantes como IBM, Whirlpool y Huawei.

Con ello, refiere Lorenzo, las mexicanas de MxEnCes pudieron dar a conocer sus productos y soluciones en áreas poco vistas en México. “Ya no son firmas de ensamble o de procesos básicos alrededor del cluster de la electrónica de Jalisco”, explica Reyes.

Esta vez, empresas como Max-K Machines (impresión en 3D de Mérida), GigaLiFi (internet por redes eléctricas), o Roomie IT (soluciones de software con inteligencia artificial), son apenas una prueba de lo que México presentó en el CES.

Y todo esto ya sin apoyos federales.

La inversión del pabellón fue de unos 7 millones de pesos y contó con apoyos del gobierno del estado de Jalisco, afirma Jaime Reyes, quien ya no figura en el organigrama de la Secretaría de Innovación y Tecnología de esa entidad pero se mantiene como un apoyo sumamente respetado. También los respaldaron firmas privadas como Angel Inventum, Softtek e Ingram-Micro, entre otras.

Por su lado, Tec de Monterrey mandó media docena de emprendedores, entre ellos, un chico de 17 años, Diego Roel, quien causó furor entre los visitantes con su Strap Technologies, donde desarrolló una especie de tirante para ayudar a personas ciegas a “sentir de nuevo el mundo”.

A fin de cuentas, dice Reyes que atraer capital debe ser parte fundamental de un emprendimiento tecnológico. “No puede haber desarrollo tecnológico solo con subsidios y apoyos; debe haber inversión privada y quien quiera depender del gobierno, está en el negocio equivocado”.

Para el CES 2020, Clúster Industrial 4.0 quiere duplicar su presencia y aumentar su piso en los pabellones del Centro de Convenciones de Las Vegas.

barbara.anderson@milenio.com
@ba_anderson

OPINIONES MÁS VISTAS