Posteando

La soledad de Francisco e Iglesia en tempestad

Bernardo Barranco

En estos días salió a la venta en las librería de Roma el libro de Marco Politi titulado “La soledad de Francisco. Un papa profético. Una Iglesia en tempestad” de la editorial Laterza. Un ensayo sólido de 238 páginas que relata el drama que actualmente vive la Iglesia católica. Una lucha sorda entre los que quieren reformas y otros que se oponen férreamente al Papa Francisco en medio de una guerra sucia que involucra poderes económicos externos así como los más variados grupos conservadores dentro de la Iglesia.

Marco Politi es un destacado vaticanista. Escribió más de veinte años en la Repubblica y ahora colabora en el Fatto Quotidiano. Un libro suyo sobre Juan Pablo II, “Su Santidad”, le redituó un premio Pulitzer en 1997. Su libro “Francesco, entre los lobos”, Fondo de Cultura Económica 2015, es una guía para entender el complejo laberinto de poder en los pasillos del Vaticano y es un análisis clave para analizar el pontificado de Francisco.

Seis años después de la elección de Francisco, el pontificado se encuentra en una situación dramática. El autor describe una guerra civil al interior de la Iglesia con amplias repercusiones geopolíticas a nivel internacional. Hay una lucha sorda dentro, entre quienes quieren reformas y quienes se oponen rotundamente a ellas. Poderosos intereses reprueban el proceder reformista de Bergoglio. Su actitud frente a las migraciones, su ecologismo, su discurso antineoliberal y acento por la justicia social afectan tendencias de grandes corporaciones y poderosas naciones.

Ningún Papa en los últimos cien años ha encontrado tan fuerte oposición interna de obispos y sacerdotes como el papa Bergoglio. La oposición es visible y pública, lo acusan de hereje. El autor dice que esto es solo la punta del iceberg.

El Papa Francisco ha ido de más a menos. Con gran popularidad internacional en el mundo secular, adentro de la Iglesia se ha ido quedando aislado. El retraimiento, nos dice Politi, se va incrementado. A pesar que muchos le aprueban hay poca participación de los laicos activos en las parroquias y diócesis para apoyar sus reformas. Los católicos más comprometidos están decepcionados de la Iglesia. Hay muchos escándalos como la pederastia que lleva a muchos católicos estar en diáspora.

La Iglesia de salida, desclericalizada, no monárquica de Francisco está muy lejos de ser realidad. El diagnóstico de Marco Politi es desolador y el futuro se antoja sombrío.

OPINIONES MÁS VISTAS