Columna de Carlos J. Guizar

Adiós a los virreyes

Carlos J. Guizar

En cinco de los 32 Congresos Locales la mayoría la tenía un partido distinto a la del Gobernador en 2017.

Con los resultados de la pasada elección, 16 estados tendrán un congreso de oposición, en 14 de ellos Morena tendrá la bancada más grande, mientras que el PAN y el PRI uno respectivamente (IMCO y El Universal, 04/07/18). 

La falta de contrapesos ha dado como resultado más impunidad, que no haya transparencia ni rendición de cuentas. Por eso, se dieron casos de abusos, corrupción y desvío de recursos en Veracruz con Javier Duarte o en Chihuahua con César Duarte. 

Morena tendrá mayoría en 19 congresos estatales y será el principal partido de oposición al ganar buena parte de las diputaciones en estados donde no gobernará.

En Hidalgo, el partido encabezado por López Obrador ganó los 18 distritos, en el Estado de México obtuvo el triunfo en 42 de 45 y en Sonora consiguió 20 de las 21 posiciones de mayoría. 

Algunos gobernadores saben que su control en los congresos locales se les termina y están aprovechando para hacer modificaciones de ultimo minuto para protegerse. Por lo que, para ejemplificarlo tomaremos tres casos. 

Primero, la súper gobernadora Pavlovich. En Sonora se aprobaron reformas constitucionales para que en caso de ausencia del gobernador sólo alguien de su mismo partido pueda suplirle. 

El Ejecutivo Estatal podrá hacerle observaciones al presupuesto que aprueben los diputados, lo podrá corregir y necesitará dos terceras partes para que pase. Además, únicamente el gobierno estatal podrá desparecer dependencias (Proyecto Puente, 09/08/18). 

De igual forma, blinda las reformas constitucionales, pues tendrán que ser aprobadas por dos terceras partes de los legisladores y de los cabildos, mientras que antes solamente se necesitaba la mitad. 

Segundo, Edomex endeudado. El Congreso de la entidad aprobó la reestructuración de la deuda pública de 43 mil 796 millones de pesos, lo que le dio un refinanciamiento por cinco mil millones de pesos ya que en 2017 era de 38 mil 277 millones de pesos, lo que fue criticado por muchos como un albazo antes del cambio de diputados (Sin Embargo, 26/08/18). 

Tercero, ¿otro carnal? En el Congreso de Veracruz se votó la designación del nuevo Fiscal Anticorrupción para un periodo de cinco años pero el proceso fue muy atropellado porque no fue aprobado por dos terceras partes del Congreso como lo dice la ley (HuffPost, 25/07/18). 

Después de dos votaciones en las que Marcos Torres Zamudio no salía electo, los diputados cercanos al gobernador mayoritearon a la oposición para cambiar el dictamen, para que en la tercera oportunidad sólo lo pudieran escoger a él, hecho que puso el proceso todavía más en duda por los nexos de Torres con el gobernador actual y el anterior. 

La mitad los congresos tendrán una mayoría de oposición, lo que podría ayudar a terminar con el poder casi absoluto de los gobernadores “virreyes”. Por eso, debemos cuidar la labor de los diputados locales, ya que si actúan de manera responsable y de cara a la ciudadanía, los mexicanos podremos aprovechar esta oportunidad histórica para tener un contrapeso real en los estados. 

@carlosjguizar

OPINIONES MÁS VISTAS