Columna de Carlos J. Guizar

Yalitza, Cuarón y la discriminación en México

Carlos J. Guizar

La mitad de los indígenas en nuestro país opinan que sus derechos no se respetan (ENADIS, 2017).

Aunque seis de cada 10 personas estiman que su color de piel es morena, solamente 1.6 por ciento se consideran “en parte indígenas” (ENADIS, 2010 y CONAPO). 

Roma de Alfonso Cuarón y el papel que interpretó Yalitza Aparicio ayudaron a que por fin se hablara sobre la discriminación en México. Así que nos adentraremos un poco más en lo que significa. 

Primero, ¿la piel influye?

Cuatro de cada 10 mexicanos opinan que se trata distinto a la gente por su color.

Quienes se definieron en los tonos más oscuros de piel tienen niveles de estudio y puestos de trabajo más bajos. Aquellos que se ubican en las tonalidades más claras, cuentan con mejor nivel académico y empleo (INEGI).

El actor Tenoch Huerta vivió la discriminación de ser “demasiado mexicano” porque buscaban “más un latino internacional...un europeo o un argentino bronceado”. Porque el estereotipo del moreno interpreta “al sufridor, al ratero, al pobre” (El País, 30/06/17).

Segundo, la extinción de la palabra

Sesenta por ciento de las lenguas indígenas de nuestro país están en riesgo de desaparecer (Milenio, 18/02/19).

Aunque 21 por ciento de la población se consideran indígenas, sólo siete de cada 100 mexicanos hablan alguna lengua originaria. 

Ocho de cada 10 habitantes piensan que se valora poco a los indígenas. La falta de orgullo por nuestras raíces pueden dejar en el olvido distintas lenguas, su forma particular de percibir la realidad y su cosmovisión.

Tercero, se tiran barreras

Yukaima González (wixárika) y Adriana Díaz (cora) son las primeras mujeres indígenas que compiten para convertirse en la Reina de la Feria Nayarit 2019, mostrando que “algo transformó Cuarón y que no hay vuelta atrás” (Julieta Mejía).

A pesar de que los wixárikas y los coras son los grupos más numerosos en el estado, ellas son las primeras indígenas en concursar en el certamen. Muestra un cierto “efecto Yalitza”, para no dejarse intimidar ante los comentarios discriminatorios o los estereotipos (SDP, 19/02/19).

Yukaima dijo que ha sido víctima de discriminación y de gestos por usar su traje típico pero que busca resaltar su cultura, dar a conocer sus tradiciones y que las wixárikas sean tomadas en cuenta (NTV, 20/0/19).

Roma está rompiendo esquemas y obligó a que tengamos un debate que era urgente, para hablar, reconocer y erradicar el problema de la discriminación.

Se dieron algunos cambios y es gracias a la valentía, coraje y testimonio de quienes se arriesgan a tirar muros. No dejemos que sólo sea un momento o una reflexión pasajera, porque todavía falta mucho más para tener un México incluyente de verdad.

@carlosjguizar

OPINIONES MÁS VISTAS