El asalto a la razón

Guardia Nacional… y hospitalaria

Carlos Marín

Además de su obvia, delicada y trascendental importancia, lo de la Guardia Nacional me hace pensar en un tête-à-tête que ha puesto a aullar al respetable: 128 senadores sometidos por unos cuantos, pero en bola, de las fraccioncitas opositoras contra 500 diputados avasallados por los morenistas, mucho más aplastantes ya con su pilón de tránsfugas ex "izquierdistas". Y el Presidente es el juez que franca y abiertamente no quiere que el Senado gane estas vencidas.

Como lo resuelto ayer pasa a otra discusión diputadil y el coordinador de Morena, Mario Delgado, advierte que la mayoría insistirá en la militar, paso la palabra a lectores de El asalto... de ayer:

Gabriel Coronado: No puedo creer lo que dice usted. Sencillamente, no puedo ni entiendo cómo se puede ser tan insensible y estar tan equivocado al mismo tiempo. Relea lo que escribió. Creo que no estaba pensando con claridad. ¡Qué bárbaro!

Mariano Morales Pinal: Ay, Carlitos, qué poca progenitora muestras a veces. ¡Vender el carro! No te mides y defiendes los “servicios“ del sistema de salud. Para el pueblo, al IMSS, con sus negligentes médicos asesinos y sus hospitales, le importa madre la salud. Se le llama "aeropuerto“, porque de ahí se vuela al otro mundo. Qué poca madre tienes. De plano no tienes temor de Dios.

René Delgado V: Imagino que usted, por ser empleado del Grupo MILENIO, está inscrito o pensionado en el IMSS, al que nunca ha ido a consulta, porque de hacerlo no opinaría lo que escribió. Tener un auto no significa que deba venderlo. ¿Cómo dice eso de que se le quita su lugar a los realmente jodidos?  (Respondo: buena parte de mi numerosa familia se atiende en el Instituto Mexicano del Seguro Social, yo a veces, y mi padre siempre, hasta su muerte, en el Hospital General Regional 2 de Villa Coapa, contó con esa gran institución).

Raúl Razo Rodríguez: Soy médico y estoy de acuerdo con sus afirmaciones. Sin embargo, hay algunas imprecisiones. Ante cualquier problema se señala al médico responsable, no la Secretaría de Salud. Todos los hospitales públicos están rebasados en pacientes. Un médico tiene a su cargo al menos 30 pacientes por turno de ocho horas. En el IMSS, un médico familiar debe tener a su cargo dos mil 400 pacientes, pero aquí en Jalisco se tienen de cinco a ocho mil por consultorio. No hay insumos ni espacios suficientes. Por esto el garrafón del agua improvisando una escafandra de oxígeno, no "incubadora", y como premio separan a la directora del hospital. Los pacientes no cuidan ni previenen, exigen alguna píldora mágica o somos amenazados con demandas, insultos y algunos hasta físicamente. En el caso de la señora de que habla, se calcula de ocho y hasta diez horas a partir de iniciados los dolores de parto para buscar atención y lo debe haber hecho cuando ya era inminente el parto. Lo fácil es sacar el celular y grabar para ser exhibidos en redes sociales.

Gracias por aliviarme, doc…

cmarin@milenio.com

OPINIONES MÁS VISTAS