Cambio de juego

¿Qué llegará primero: un gol de Atlas o un triunfo de Chivas?

Carlos Meza Bañuelos

Es paradójico que un equipo que no tiene goles lleve más puntos que otro que ha marcado cuatro. Pero en la Liga Mx todo es posible. Tan posible que ese equipo sin goles solamente está a cuatro puntos del poderoso Tigres que está en zona de Liguilla.



Ya se fue una cuarta parte del torneo y Chivas y Atlas pelean por ser el último lugar. Sí, todavía hay tiempo, pero los errores de ambos han llegado en momentos claves.



Vayamos por partes. El que no anota ha hecho méritos para tener seis puntos, pero la ofensiva ha fallado penales, cabezazos y hasta goles cantados. Ante Querétaro y Lobos, el Atlas fue muy superior pero la mala suerte y la falta de definición hicieron que pasara lo más difícil: no ganar. Rivero, Andrade, Álvarez, Duque y Reyes (un poco más atrás) no han sido la solución que la directiva del Atlas esperaba como refuerzos que generaran goles. Por lo pronto, ya tienen el récord del peor arranque ofensivo del club en los torneos cortos. No solo ellos son culpables, evidentemente, como equipo cada quien tiene parte de responsabilidad, pero son jugadores de calidad. Me quedo con la expresión de Gerardo Espinoza durante el empate en Puebla con todo el rostro lleno de frustración e incredulidad por lo que pasaba en el campo, donde no cayó el gol ante el que tal vez por nómina es el equipo más modesto de la Primera División.



Y si de expresiones hablamos, la de José Saturnino Cardozo no se queda atrás. Luego de dominar a placer el primer tiempo y que Santos, un equipo en reestructuración, le diera la vuelta tan fácil en el segundo tiempo, salió con molestia y agobio. Nuevamente mereció más pero el juego no se trata de merecer, se trata de meter. Quedará marcado el error defensivo de Salcido porque ahí cayó el gol en contra, ¿pero qué pasa con las fallas ofensivas del primer tiempo? Como dijo Cardozo: pudieron irse 3-0 en el primer tiempo, pero Zaldívar, Sandoval y compañía no estuvieron finos. La estadística no marca quién merece más y por lo pronto la estadística pone a Chivas como el peor local de la Liga desde hace casi un año.



Uno con un punto, el otro con dos. Uno con errores defensivos, el otro con ofensivos. No queda más que mejorar, porque la parte baja de la tabla ya la tienen.



Estoy seguro que ningún aficionado preveía este inicio. Por lo pronto, ahora las apuestas no son sobre quién quedará más arriba de la tabla o anotará más goles, sino ¿qué llegará primero: un gol de Atlas o un triunfo de Chivas?



OPINIONES MÁS VISTAS