Duda razonable

El verdadero acuerdo secreto México-EU

Carlos Puig

Cualquiera que haya pensado, reporteado, visto el fenómeno migratorio en nuestra parte del continente desde hace tiempo lo sabe.

Los dos gobiernos que firmaron el acuerdo que nos salvó, momentáneamente, de los aranceles que Trump quería imponer lo saben tal vez mejor que los primeros.

Lo sabe Trump, aunque diga lo contrario. Lo sabe Marcelo Ebrard, aunque diga cosas que uno nunca pensó escuchar de su boca hace unos años.

Lo saben los migrantes.

El fenómeno migratorio debido a la crisis centroamericana, crisis multifactorial, gravísima, difícil de solucionar en el corto o mediano plazo, es imparable.

Así fue por años con los mexicanos que quisieron llegar por millones a Estados Unidos hasta que fenómenos demográficos y económicos en ambos países aminoraron las cifras que, por lo demás, nunca se han convertido en cero.

Se pueden poner muros, policías, aduanas; nadie se quedará a morir en su país. El miedo a eso es mayor que el miedo a la terrible travesía, o los militares mexicanos, la migra estadunidense y los coyotes y polleros.

Hace mucho, además, que no hay un solo migrante que no llegue traficado a Estados Unidos, por eso se inventaron las caravanas, para poder hacer el viaje más seguro y más barato.

Y por eso, los traficantes, como los de sustancias ilegales, encontrarán nuevas maneras, tal vez más peligrosas paras quienes quieren llegar a la frontera, sin duda más caras.

Y podrán los mexicanos presumir, como lo hicieron el fin de semana, que “personal del Instituto Nacional de Migración (INM), de la Policía Federal y de la Guardia Nacional interceptó ayer cuatro tráileres de doble fondo en los que viajaban 791 migrantes de diferentes nacionalidades y detuvo a ocho personas y que se trató de “un hecho sin precedentes en la historia del Instituto Nacional de Migración en la entidad e incluso en el país, porque no hay registro de un operativo de asistimiento de tal cantidad de personas”.

Y habrá otros tráileres, y aviones (sí, me dicen que hay pistas clandestinas), y lanchas.

En el fondo, en secreto, eso saben los que ahora movilizan Ejército y policías.

Lo sabemos todos. Que es un asunto de acumular anuncios como el del sábado, que poco solucionan y solo joden a los de siempre: los migrantes.

@puigcarlos

OPINIONES MÁS VISTAS