Crónicas Chuchianas

Cepillo

Chucho Meza

Pantaleón y las visitadoras, de Mario Vargas Llosa, es una novela que me ha agradado leer. La anécdota principal hace referencia a prestarle demasiada atención a aspectos que, en realidad, no debieran ser tan importantes, y las consecuencias de ello.
Según el Sexto Informe de Gobierno del Presidente Peña Nieto, durante los seis años de su gestión se apoyaron a cerca de 4.4 millones de emprendedores, micro y pequeñas empresas. No suena mal.
Al parecer, había recursos para el que quisiera, siempre y cuando se pusiera las pilas: se crearon fondos para microcréditos; apoyos para jóvenes, mujeres y adultos mayores; expos y ferias; programas de asesoría, capacitación y vinculación; convocatorias de recursos -incluso a fondo perdido- en áreas estratégicas y zonas geográficas…
El dato que no aparece es cuántos de los emprendimientos de esos beneficiados se han consolidado y sobrevivido. Según el Inegi, en un reporte que refiere a 2017, el promedio la vida de las nuevas empresas está entre 5.3 y 9.1 años, según la zona del país en donde se encuentren. Esto me hace pensar que dentro de poco algunas empresas comenzarán a escribir, en lugar de planes, epitafios.
Y es que el dinero no lo es todo en el tema de emprender. ¿Es importante? Sí, pero también lo es el desarrollo de habilidades de gestión, tanto como el acompañamiento. Si esto no se da, pues calacas. Sí, cepillo, como dice la raza.
Pantaleón se enfocó en la gestión de las visitadoras, y con ello perdió el control de su familia, su profesión y dignidad. La labor no le agradaba, pero estaba comprometido con la misión que le fue encomendada. Un compromiso fatuo, según creo. El hacer en lugar de ser.
¿Tú cuántos apoyos recibiste? Digo, porquea razón de poco más de 2 mil beneficiados al día, chance hubieras tenido. Si no fue así, mi deseo es que estés dedicándote a mejorar los procesos de toma de decisión y consolidar tu negocio; porque como dicen, el dinero va y viene, pero el futuro se construye con conocimiento.

OPINIONES MÁS VISTAS