Crónicas Chuchianas

De risas no vive el payaso

Chucho Meza

Cuentan que Steve Jobs planteaba la siguiente preguntapara tomar decisiones sumamente importantes, “¿qué haría si ésta fuera la última noche de mi vida?”; dependiendo de su respuesta, tomaba acciones específicas. No digo que esto sea del todo correcto, pero habla del perfil de cultura organizacional que se vivía en sus empresas.

Digo esto porque las cifras de poco crecimiento económico del país (algunos incluso hablan de contracción) no parecen dar mucha luz sobre caminos que la iniciativa privada debiera seguir para tener un crecimiento sólido; pareciera que el llamado a los tomadores de decisión es perder el miedo y atreverse a hacer lo más conveniente.

Este es el momento para quelas organizaciones aterricen procesos muy puntales que permitan seguir obteniendo lo suficiente para cubrir costos de operación y tener ganancias, y no dejarlo todoal amparo de la buena fortuna o del santo de su devoción.

Como indica el dicho que da nombre al comentario de hoy, es fundamental clarificar estrategias que, además de provocar placer y satisfacción en nuestros clientes, traiga el beneficio económico que requerimos para salir del panorama de no crecimiento en nuestro sector.

Robin Sharma, afamado autor y coach de liderazgo, en uno de sus libros mienta “reflexiona en lo que tenías que hacer y no has hecho porque se interpuso el miedo (…) ¡sal al mundo y lúcete!”

Estas son pues, amigo mío, las líneas de desarrollo estratégico que debieras considerar en tu plan: definición de objetivos puntuales de crecimiento y rentabilidad, clarificación de recursos requeridos, y uso eficiente y eficaz de los mismos.

Jobs no era una persona muy diferente a ti o a mí, más bien fue un líder que supo contagiar una filosofía de acción que marcó un sector. Actúa, que nada te detenga a marcar la diferencia.

OPINIONES MÁS VISTAS