Crónicas Chuchianas

Fuera de control

Chucho Meza

Recuerdo cuando en casa se compró la primera televisión con control remoto. Fue como entrar a una nueva dimensión, ¡porque era fantástico no tener que pararse a girar la perilla! Traía muchos botones, y nunca supimos para qué servían todos; la verdad eso no importaba mucho, los buenos eran lo que cambiaban el canal o subían el volumen, todos los demás eran lo de menos.

De ahí en adelante, prácticamente todo aparato que llegaba incluía un control, y eso implicaba iniciar un nuevo proceso de adecuación “necesidad – cerebro – mano” que se ajustaba con cada nueva unidad, pero gracias a todas las experiencias anteriores la curva de aprendizaje era cada vez más corta; incluso cuando el control se descomponía y teníamos que comprar un genérico, la asimilación de cada innovación era prácticamente inmediata.

Hoy nos cambiaron el entorno y debemos decidir entre cambiar el aparato o adquirir un nuevo control, porque el que actualmente usamos ya no funciona bien.

En las empresas nos “acomodamos” a cierto estilo de gestión para alcanzar algunos objetivos. Hoy, se nos ha forzado a experimentar un nuevo contexto de realidad, a padecer la imposición de una “innovación”, y a tomar decisiones importantes.

Replantearnos la operación para enfrentar la contingencia es fundamental si queremos mantenernos activos, y esto implica -a mi parecer- revisar objetivos, reclasificar metas y reasignar recursos en acciones estratégicas clave.

Es tiempo de saber para qué sirven todos los botones del control que actualmente usamos, detonar urgentemente el proceso de adecuación y elegir a quienes pueden acortar la curva de aprendizaje (internos o externos).

Termino con una frase de Einstein: “En los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”. Es tu tiempo para innovar. Éxito.

OPINIONES MÁS VISTAS