De buena fuente

Tamaulipas ya lo juzgó

Cristina Gómez

Relajado llegó el Presidente Enrique Peña Nieto a la ciudad de Reynosa, la ciudad más insegura de México según el Inegi.
Cuando se pensaba que si todo el sexenio tomó distancia de Tamaulipas viniendo muy contadas veces difícilmente se le vería por acá en su recta final, el mandatario volvió.
Regresó a entregar el libramiento Reynosa y a presumir generación de empleo e inversión extranjera histórica.
Su recuento dice que en Tamaulipas se han generado 100 mil nuevos empleos, ocho veces más que los creados en la pasada administración federal.
Y que de 11 compromisos con la entidad, ocho están totalmente concluidos y tres más en proceso.
No hace mucho tiempo, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca se quejó de que la Federación había dejado solo al estado en el combate a la inseguridad.
El titular del Ejecutivo federal, ya ni las llamadas contestaba.
Hoy en día, de lo que Peña Nieto hizo, no hizo o dejó de hacer ante este flagelo, poco se puede agregar al respecto, porque ya los tamaulipecos lo juzgaron el pasado 1 de julio.
Y vaya forma en que lo hicieron.
***
A dos años de haber concluido su administración, el exalcalde de Tampico Gustavo Torres Salinas sigue siendo señalado por irregularidades como los préstamos a los exediles y el haber quitado apoyo económico a las viudas de policías. Esto nada más al levantar la orillita de la alfombra.
Su sucesora la maestra Magda Peraza Guerra rindió ayer su segundo y último Informe de Gobierno municipal, en donde reiteró que recibió una administración endeudada.
De 104 millones del pasivo a proveedores heredado, se pagaron 31.6 mdp, además de cubrir 23.3 millones de aguinaldo que le dejaron pendiente.
“Pagamos la totalidad de los impuestos federales pendientes por un total de 19 millones 241 mil 256 pesos. De los 131 millones 596 mil 638 pesos del crédito con Banobras, se han pagado 24 millones 957 mil 938 pesos, quedando un saldo de 106 millones 630 mil 700 pesos”, desglosó.
Con su gobierno se cierra un capítulo relevante en la historia política de Tampico, tras haber sido la primera mujer en gobernar la ciudad, además de que lo hizo en dos periodos, con diferentes partidos políticos y contendiendo en tres ocasiones.
Por cierto, su impugnación sigue en tribunales.
***
El Partido Verde Ecologista de México se puso al servicio del PAN-Gobierno en Tamaulipas en las pasadas elecciones y sus candidatos jugaron al son que tocaron los azules.
Ahora tendrán que servir a los intereses de Morena, aunque el tema de la austeridad no les gusta nadita.

OPINIONES MÁS VISTAS