Esto sí es música

40 años del Maletín Lleno de Blues

Eddie Gonmar

El 28 de noviembre de 1978 se lanzó un experimento musical de los comediantes John Belushi y Dan Aykroyd, el cual culminó en el álbum “Briefcase Full of Blues”, el cual presentaron al abrir un concierto de su colega Steve Martin en el Universal Amphitheater de Los Angeles. No llegaron solos; ensamblaron una orquesta con Steve Cropper y Donald “Duck” Dunn, de Booker T. & The MG’s; Matt “Guitar” Murphy, de la banda de Howlin’ Wolf; Willie “Too Big” Hall de The Bay-Keys; y Steve Jordan, quien más adelante trabajaría con Keith Richards.
Aykroyd señaló a la publicación Blues Blast que esta banda mezclaba lo mejor de Chicago y Memphis, lo cual le añadió legitimidad a su empresa. Y lejos de lo que pudiera pensarse, era un proyecto muy serio.
Mucha de la prensa de la época decía que John y Dan se estaban burlando del género; Aykroyd aprendió a tocar la armónica, y John era baterista de Rock and Roll antes de ser comediante.
Esto se convirtió en una celebración libre de ironías que después se tradujo en millones de copias vendidas, previa inversión de 50 mil dólares de su dinero debido a que el sello disquero no cubrió los costos de la grabación.
El hecho de armar un catálogo de canciones que pudiera enfrentar tanto a los Bee Gees como al movimiento punk de la época les dio el valor agregado. El objetivo: educar a una generación en el soul, el blues y el jazz, a través del entretenimiento, haciendo bailar a la audiencia, como en su momento lo hicieron Sam & Dave con su clásico “Soul Man”.
Belushi creció en Chicago escuchando a Led Zeppelin y Grand Funk Railroad; Aykroyd, a pesar de ser canadiense, sabía más del blues y le presentó discos viejos, lo cual le cambió la vida, pues la música disco no era lo suyo y ya se había cansado de comprar álbumes de Rod Stewart.
“Briefcase Full of Blues” comenzó siendo nada, para vender discos doble platino; “Soul Man” llegó al número 14 de las listas, y “Rubber Biscuit” al número 37. Más adelante vendría la película que solidificó a The Blues Brothers.
Por desgracia, una sobredosis accidental evitó que John Belushi continuara el viaje, que intentaron seguir tanto John Goodman como su hermano Jim, sin el mismo éxito. Por lo pronto, hoy vale la pena escuchar un buen blues, al estilo de Los Hermanos Caradura.

OPINIONES MÁS VISTAS