Esto sí es música

La residencia de Sting en Las Vegas en 2020

Eddie Gonmar

Se añade otro nombre a la larga lista de artistas que harán series de conciertos en Las Vegas: Gordon Sumner, más conocido como Sting, anunció en su página oficial 16 recitales en el Colosseum en el hotel Caesar’s Palace.

“My Songs” es el título de los eventos, correlacionado con el álbum del mismo nombre próximo a ser lanzado, el cual consistirá sobre una revisión de sus éxitos en su carrera fuera de la banda The Police.

Un comunicado de prensa promete que su residencia llamada “My Songs” comprenderá un compendio de las canciones de Sting con referencias visuales dinámicas de sus videos más icónicos e inspiraciones.

Esta es una tendencia de rockeros clásicos que programan largas estadías en Las Vegas, como son los casos de Journey, Eagles, Aerosmith, John Fogerty y Queen + Adam Lambert.

Los integrantes del club de fans de Sting tuvieron acceso desde este jueves 25 de abril a una preventa de boletos; la venta al público en general comenzará el 3 de mayo, con precios que van desde los 59 dólares, con número limitado de paquetes meet & greet VIP para cada presentación.

La residencia “My Songs” de Sting tendrá lugar el 22, 23, 27, 29 y 30 de mayo; el 3, 5 y 6 de junio; el 15, 19, 21, 22, 26, 28 y 29 de agosto, y el 2 de septiembre de 2020.

En lo que respecta a este año, Gordon Sumner se presentará el próximo 10 de mayo en Hidalgo y el 12 en Arlington, Texas; el 19 en Londres, el 22 en Newcastle, el 24 en Birmingham, el 25 en Manchester y el 28 en París. Tiene una cantidad importante de presentaciones durante junio, julio y agosto, hasta concluir en Aspen el 1 de septiembre.

En cuanto a su discografía, pocos sabían que su primera grabación data de 1971, llamada “Newcastle Big Band”; él tenía 18 años, y si bien no le ofrecía la experiencia profesional que necesitaba, una noche fue a uno de sus conciertos y preguntó si podría tocar el bajo.

La Newcastle Big Band estaba integrada por 20 músicos experimentados que tocaban una mezcla de rock y jazz en saxofones, trompetas, trombones, baterías, guitarra, bajo y teclados.

Eran muy populares en el área de Newcastle, contaban con su grupo de seguidores, y su director musical era el tecladista Andy Hudson; acordaron permitirle a Sting tocar en tres o cuatro números, pero Andy no pudo ofrecerle trabajo de tiempo completo por un pequeño detalle: no sabía leer partituras. Las ironías de la vida... _

OPINIONES MÁS VISTAS