Esto sí es música

Lo que el incendio se llevó... 11 años después

Eddie Gonmar

Más se perdió en la guerra, dicen; y con todo eso, George Clooney produjo la cinta “Monuments Men”, historia de los soldados multinacionales encargados de rescatar obras de arte robadas por Hitler.

Así haya alguien que diga se debe guardar una proporción con el incendio en los estudios Universal acontecido en 2008, pero que 11 años después se informa que más de 500 mil grabaciones originales... caray, no deja de ser trágico.

Un artículo del New York Times detalla lo que no se supo en más de una década, citando a exempleados y documentos internos. Como es lógico, artistas han reaccionado ante este silencio interrumpido.

El bajista de Nirvana, Krist Novoselic, reconoció que los másters originales del álbum “Nevermind” se han “perdido para siempre”.

R.E.M. intenta determinar el destino de los suyos; en su cuenta de Twitter señalaron que continúan en busca de buena información para averiguar lo que pasó y si hubo algún efecto en la música de la banda.

Steely Dan es otra agrupación insegura de dónde están sus cintas originales; su mánager Irving Azoff escribió para Variety que “sabemos que hay cintas ‘perdidas’ de Steely Dan desde hace tiempo, pero nunca nos han dado una explicación plausible. Tal vez se quemaron en el siniestro. Si así fuere, ciertamente es un tesoro perdido”.

Se habla también que casi todas las grabaciones originales de Buddy Holly, la mayor parte de los discos de John Coltrane, y hasta el máster “At Last” de Etta James, se extinguieron.

A su vez, Universal afirma que la investigación del Times contiene “numerosas inexactitudes, declaraciones desviadas, contradicciones y malos entendidos fundamentales del alcance del incidente y los materiales afectados. La preservación musical es de alta prioridad para nosotros y estamos orgullosos de nuestros archivos”, destaca un comunicado.

“Mientras hay algunas restricciones que nos previenen de públicamente afirmar algunos de los detalles del fuego que ocurrió en los terrenos de NBC Universal hace más de una década, el incidente, si bien desafortunado, nunca afectó la disponibilidad de la música comercialmente distribuida, ni las compensaciones de los artistas”, concluye.

Generaciones de melómanos tenemos la sensación de haber perdido a seres muy queridos. _

OPINIONES MÁS VISTAS