Los correos del público

Los correos del público

Editoriales

Transformación



La transformación que propone Andrés Manuel López Obrador del país, ha generado dudas, si sólo va encaminada a aspectos de forma y no de fondo, de ser así, no tendría ningún efecto jurídico menos político. Tal parece que López Obrador se va a ir de muertito los seis años, dejándose querer por su pueblo y no se va a enfrentar con la clase política y sectores de poder que lo puedan encarar si este les llegara a tocar sus intereses, como el señor Carlos Slim, por ejemplo.



Seguramente el próximo presidente realizará solo cambios de forma, como los ya anunciados que son hechos populistas, es decir, bajarse el sueldo, aunque por otro lado se hará llegar de ingresos como lo han hecho todos los que han tenido el poder en este país, otro sería, echar para atrás la reforma educativa, con esto quedaría bien con la clase magisterial, uno más mandar a todo el personal del Estado Mayor Presidencial a la Secretaría de la Defensa Nacional, otra es bajar gastos de operación en el gobierno federal, y la que no falla por estar todavía de luna de miel, verse sencillito y permitir que la gente se le arrime a tomarse una selfie.



Como se observa, son acciones populistas, son cosas que él sabe que la gente quiere escuchar, logrando con esto una aceptación inmediata y contundente, lo cual hace que se posicione en un rango positivo muy elevado. Es entendible la reacción que tiene un gran sector de la población con López Obrador, es de todos sabido el gran desprestigio que tienen los partidos políticos tradicionales, de ahí el festejo que le hacen al presidente electo muchos mexicanos, porque creen que fulminará a los políticos corruptos que hemos tenido en las últimas décadas, además de la esperanza de que todo cambiaría una vez que tome posesión.



Pero en realidad no se observa que pretenda transformar algo, sobre todo, porque el propio López Obrador con sus acciones nos dice que no quiere cambiar de fondo nada. El acercamiento que tiene con Elba Esther Gordillo Morales, Napoleón Gómez Urrutia, René Bejarano Martínez, entre otros personajes que representan plenamente a la corrupción y el nepotismo, temas que según el tabasqueño erradicaría de tajo, pero con estas personas colaborando con él, nos indica que el tema de la corrupción continuará en México.



Aunque lo cuarta transformación que propone el Peje, es eliminar la corrupción, el nepotismo, cambiar el modelo económico, educativo, energético, laboral y político, además de terminar con los privilegios y canonjías de muchos políticos y burócratas, y sobre todo, eliminar el financiamiento público a los partidos y el fuero de todo servidor público, estos dos últimos temas que continúan sin posibilidad de que sean fulminados, cuando los políticos incluyendo al mismo López Obrador se comprometieron a quitarlos por considerarlos ofensivos, o sea, la cuarta transformación se refería a implementar un nuevo régimen de gobierno.



Por lo que se ve, la famosa transformación que propone va a ser sólo una maquillada al país, una manita de gato para mantener a una parte de los mexicanos contentos. Por lo que el resto de la sociedad seguirá esperando la tan sonada cuarta transformación de este bendito país. O como diría mi abuela, el problema no es del indio, sino del que se lo hace compadre ¿No lo creen?



Marcos Antonio Santoyo Bernal



OPINIONES MÁS VISTAS