Templete

Templete

Editoriales

:Que la renuncia de Erasmo Návar a la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED) no se dio en un contexto de presiones políticas, hay versiones que están circulando en los corrillos de la política local que refieren otros intereses del académico. Y es que se dice que Návar se busca postular para ser el auditor estatal. Este asunto lo debe aclarar el mismo Návar y se dice que lo deberá dar a conocer en su momento, por lo pronto, los juaristas se encuentran sorprendidos por lo que pueda suceder en la Máxima Casa de Estudios, de Durango. En definitiva, todo puede suceder en esta entidad.



:Que mientras en Morena están todos ahora como “niño con juguete nuevo”, en el Partido Revolucionario Institucional ( PRI ) a nivel nacional y estatal, particularmente en Coahuila, las cosas no van del todo bien, la militancia exige líderes que piensen más allá de sus capacidades o es decir en grande, al no limitarse a tener alcances en sectores muy reducidos para reintegrar a quienes tienen su corazoncito de color tricolor, aunque coqueteen con otros “colores”.



:Que en este mismo tema, ya son muchas las voces que piden a “Gritos” la salida de Hugo Dávila Prado del comité municipal del PRI en Torreón. Y todo porque no le ven “madera” para llevar al tricolor a otras alturas. Si la elección es bajo “dedazo” o no, eso es lo de menos, lo de más es escoger con inteligencia al hombre o mujer que pueda llevar al partido sabiamente por otros caminos. Dicen que al PRI “todavía se le mueve una patita”.



:Que el sampetrino Javier Guerrero está moviendo bien sus piezas para colocarse en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), además de impulsar a diversos actores locales. Sin embargo, la cereza para Guerrero sería la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza) en Saltillo, donde podría controlar gran parte de los apoyos al campo en México. Sin duda, AMLO tendrá un buen aliado en Coahuila.



templete@milenio.com

OPINIONES MÁS VISTAS