Trascendió

Trascendió Monterrey

Editoriales

:Que hoy estará en el estado la dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Claudia Ruiz Massieu.

A menos que la agenda cambie de último momento, estará a las 13:15 horas en las instalaciones de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde habrá rueda de prensa, a propósito de los triunfos virtuales del Revolucionario Institucional en Monterrey y Guadalupe.

Luego, a las 16:30 horas sostendrá reunión privada con la dirigencia estatal y priistas destacados, en la sede de este instituto político.



:Que ayer el alcalde electo de Monterrey, el priista Adrián de la Garza, demostró más músculo que su ex adversario del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe de Jesús Cantú, al reunir a cientos de personas en una manifestación de apoyo a su virtual triunfo electoral, en comparación con la manifestación de protesta del panista que organizó hace unas semanas por presuntas anomalías del Tribunal Electoral del Estado.

Sin embargo, ninguna de las dos movilizaciones será tomada en cuenta por las autoridades del también conocido como Trife, para decidir el resultado final. ¿O sí?



:Que el asunto se pone bueno en el comité estatal del PAN, ya que la vieja cúpula busca resurgir de las cenizas con gente como el ex gobernador Fernando Canales, Sandra Pámanes, Hugo Camacho y el ex secretario de Gobierno, José Luis Coindreau, quienes pretenden ganar la elección interna de dirigente estatal y derrotar en una partida más al grupo del diputado federal Raúl Gracia.

Ya le quitaron a este grupo la alcaldía de San Pedro, donde luego de 30 años simpatizaron con un candidato independiente, Miguel Treviño, que derrotó a Rebeca Clouthier.



:Que la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, encabezada por Gilberto de Hoyos Koloffon, está quedando a deber. Poco se sabe de las denuncias y el estatus de los casos.

Días antes de la elección pasada, la Fiscalía en rueda de prensa informó que habían detenido a una persona con 1.8 millones de pesos y 89 mil dólares, cuyo fin sería la compra de votos, pero no se dijo de quién se trataba ni para cuál candidato o partido trabajaba el sujeto. ¿No se sabrá nunca más de este asunto?



OPINIONES MÁS VISTAS