Trascendió

Trascendió

Editoriales

:Que mínimo, mínimo eran 15 yardas de castigo contra la aplanadora morenista por rudeza innecesaria contra la diputada priista Claudia Ruiz Massieu, a quien bulearon durante toda su intervención para fijar la posición de su partido en la sesión de entrega del sexto Informe del presidente Enrique Peña Nieto, incluido un conteo de 43 en alusión al caso Ayotzinapa.

Veterana en estas lides, la ex canciller aguantó a pie firme y se dio tiempo para reprochar una falta a Porfirio Muñoz Ledo, presidente cameral, por permitir que tomara la palabra Emilio Álvarez Icaza, a quien la lideresa censuró por andar ventilando sus “amarguras personales” en el pleno.



:Que vaya estampa en el presídium de la Cámara de Diputados, con un presidente del Congreso, Porfirio Muñoz Ledo, repartiendo regaños, ironías, puntulizaciones y marcando el ritmo de sesión, flanqueado por el senador Martí Batres y la diputada Dolores Padierna, personajes los tres expertos en eso de la interpelación, pero ahora del otro lado de la barrera, recibiendo puyazos hasta de la chiquillada tricolor.

Karma de por medio si usted gusta, les cayeron los rudos rudísimos con los que solían hacerse una en eso de agitar las sesiones, como Gerardo Fernández Noroña y Óscar González Yáñez, quienes quisieron obstaculizar el discurso del mando cameral y solo lograron ponerle el escenario ideal para que éste, a sus 85 años, luciera sus dotes parlamentarias.



:Que la bancada del PRD en el Congreso tuvo que corregir de última hora el nombre de quien fijaría el posicionamiento en la sesión en que se recibió el Informe de gobierno, toda vez que se había acordado lo hiciera el senador Miguel Ángel Mancera, pero los morenistas le tenían organizada una protesta con todo tipo de acusaciones.

De última hora se decidió que mejor hablara Ricardo Gallardo, diputado por San Luís Potosí.



:Que Juan Ramón de la Fuente entregó al Presidente electo un primer informe de cómo ha sido y cómo se encuentra la presencia de México en la Organización de las Naciones Unidas, ahora que fue propuesto como representante del próximo gobierno ante esa entidad, cargo que pretende encabezar con trabajo principalmente en materia de defensa de derechos humanos.

La otra visitante distinguida ayer a la casa de la colonia Roma fue la escritora Elena Poniatowska.



OPINIONES MÁS VISTAS