Intelecto opuesto

Agua para Zimapán

Eduardo González

El abasto de agua para municipios de Hidalgo siempre ha sido una especie de dolor de cabeza para las autoridades.

Pasan los años y la problemática nunca termina, ya que existe una sobre explotación de los mantos freáticos que impide en ocasiones llevar el servicio más básico a las viviendas de poblados y comunidades.

La dispersión poblacional, la infraestructura, el recurso presupuestal y hay que decirlo, los errores en las administraciones gubernamentales, han hecho del tema del agua un asunto urgente y un problema a atender de inmediato.

En Zimapán, el más reciente de los Pueblos Mágicos, existe todo un tratado sobre el tema del agua, como una especie de mito, que ya es parte de la vida de la población hidalguense de aquella zona.

Por décadas se ha padecido del desbasto de líquido, pero también se tienen vestigios de contaminación por la actividad minera, además de que nunca han podido disponer del recurso natural con el que cuentan como la colindancia con una de las presas más grandes del Centro del país, que es parte de la CFE en sus límites con Querétaro.

Sin embargo, actualmente el presidente municipal, Erick Marte Rivera, se encuentra ejerciendo presión en todos los niveles del gobierno para poder darle prioridad al proyecto de agua para Zimapán.

Actualmente, 45 comunidades son abastecidas de agua por medio de pipas, pues aunque hay pozos, la mayoría están contaminados con metales pesados, lo que representa un riesgo para la salud de la población.

Ante ello, hace unos días se supo que Erick Marte consiguió un fondo de 10 millones de pesos para infraestructura hidráulica, pero no es suficiente, pues se requiere de una serie de obras que garanticen la permanencia del agua en la región y su uso para el consumo humano.

twitter: @laloflu

OPINIONES MÁS VISTAS