Historias con zapatos

Maldición tecnológica

Enrique Entero

La evasión de la realidad con todas sus implicaciones es uno de los motivos determinantes que propician las adicciones; las hay públicas y privadas, aceptadas socialmente o clandestinas.

A los altos índices de las adicciones al tabaco, alcohol, drogas, juegos de azar, etc; se ha unido un enemigo silencioso, mismo que representa una peligrosa trampa por su aparente inofensividad y que es visto favorablemente por una utilidad sorprendente gracias a sus constantes innovaciones en aras de una supuesta efectividad en el logro de un sueño siempre anhelado para establecer la gran aldea humana en su conectividad tecnológica.

Un estudio realizado por la empresa iPass sobre el uso del llamado ciberespacio a través de sus herramientas: ordenadores, lap tops, celulares y su acceso a Intenet, nos ha revelado una situación crítica urgente de atención por los gobiernos y la sociedad en general, pues ya no se trata de un empleo esporádico de las citadas herramientas con fines de conocimiento, aprendizaje o laborales, sino de un apego que llega a la compulsión y obsesión, lo cual se puede equiparar al tener un apéndice corporal de manera adicional.

En el hogar, en la calle y en el trabajo vemos a múltiples personas enajenadas dentro de una especie de burbuja personal, como se dice coloquialmente activamente “clavadas” en el uso de sus teléfonos celulares, computadoras portátiles y tablets. La falta de conectividad en el wifi, por ejemplo, genera una ansiedad enfermiza y entre otras cosas, el estudio de iPass revela que para las personas “es más difícil renunciar al wifi que al sexo, a las drogas o al alcohol”. Asimismo algunos encuestados manifestaron que preferían tener wifi que bañarse o usarlo más que tener relaciones a través del contacto humano personal.

OPINIONES MÁS VISTAS