El desmenuzadero

Solo hacerlo contra el racismo norteamericano

Erik Vargas

El trato de un individuo a la política de su país, es tan trascendental no solo por su actitud, sino por la forma en que lo transmite. No hace falta ser patriota y amar a su país, si no cómo lo demuestra.
En Estados Unidos se sobre cuece ese sentimiento, tan polarizado y dispar, poco más que cuando puso a un xenófobo declarado y paradójicamente de base familiar inmigrante, como presidente.
Además de las airadas manifestaciones públicas en muchas ciudades contra Donald Trump, figuras del arte, la cultura, incluso del deporte, han utilizado su reflector para emitir mensajes y declaratorias en torno a la figura del magnate, algunas, declaradas afrentas, pero la más trascendental en este momento la del ex jugador de la NFL, Colin Kaepernick.
De ser un novato promesa y llegar en su primer temporada al Super Bowl XLVII en el 2012, a la imagen de una campaña increíble trazada por la empresa estadunidense de vestimenta deportiva Nike, para celebrar los 30 años de Just do it, una de las entregas publicitarias más exitosas del mercado global.
“Believe in something, even if it means sacrificing everything. Just do it (cree en algo,incluso si eso significa sacrificar todo; sólo hazlo)
La movida fue arriesgada, y algunos críticos y especialistas no tardaron en calificarla como un error no calculado, ya que tras el Just do it con Kap, comenzaron protestas contra la firma.
Para quien no está enterado, Kap, fue el primer jugador que protestó públicamente contra la política racista de Trump, poniendo su rodilla en el suelo mientras sonaba el himno nacional norteamericano, acción que repitió cada fin de semana, que fue contagiada a otros jugadores de esta liga, en otros deportes, y que como respuesta, Donald Trump ejerció presión sobre los dueños de los equipos, provocando que acabara la carrera deportiva del joven QB.
Pero él siguió con la afrenta.
¿En verdad Nike no previó el efecto de enfrentar la política racial, en un país que eligió a un xenófobo, y que está dividido?
Lo dudo, sobre todo sabiendo que enfrente no está sólo un presidente, sino un especialista en negocios, as de los emporios, e incendiario social.
Un increíble mensaje por el tamaño de lo que se juega en ese país (y el mundo), y un ejemplo de activismo y responsabilidad social.

OPINIONES MÁS VISTAS