Columna de Esteban Illades

Legados del sexenio: una PGR en ruinas

Esteban Illades

Solo en un país con instituciones sólidas e íntegras, puede haber paz y bienestar para todos”, escribió el presidente Enrique Peña Nieto en Twitter hace unos días, para presentar uno de los varios videos relacionados con su sexto y último Informe de gobierno.

El Informe que entregó el presidente al Congreso sustenta su dicho: con instituciones débiles no hay paz. Como documentó Animal Político tras revisar los anexos del Informe (https://bit.ly/2wJOzmp), esto es lo que sucede con la PGR al día de hoy, y se puede ver con la evolución (¿involución?) en su consignación de casos: en 2013, primer año del sexenio, por cada 10 presentados ante juez solo se les desechaba uno. Para 2018, último año, los jueces desechaban ocho, sí, ocho, de cada 10.

Podría argumentarse que en seis años se ha fortalecido el estándar de prueba; ahora se le exige más a las autoridades para sostener una acusación. Puede ser cierto. No obstante, con un aumento tan sustancial en el rechazo de casos, algo queda claro: si la exigencia aumentó, el nivel de nuestros ministerios públicos no lo hizo ni de cerca.

De ser así, esto hablaría solo de una falta —grave por sí misma— de pericia de los encargados de armar acusaciones, que podría y debería subsanarse tan pronto se pueda. Pero en el peor de los mundos habla de una desidia institucional: el rechazo de acusaciones presentadas se ha acrecentado en particular en el último año, en el que, por cierto, el gobierno no ha tenido procurador, sino encargado de despacho.

No hay ejemplo más contundente que el de Alejandro Gutiérrez, operador del PRI detenido por el supuesto desvío de 250 millones de pesos del erario a campañas de su partido. Hoy Gutiérrez tiene vía libre para salir de la cárcel porque un juez determinó que la PGR “no tiene la pretensión ni el interés para sostener una acusación y sustentarla en el juicio”, o, lo que es lo mismo, no quiere hacer su trabajo.

Que el Presidente tenga razón, debería ser motivo de alivio. Lamentablemente aquí es todo lo contrario.

Twitter: @esteban_is

Facebook: /illadesesteban


OPINIONES MÁS VISTAS