Opinario

Independencia real entre poderes

Fabián Rodríguez

La primera sesión de la 60 legislatura mexiquense marcó el inicio de la transición histórica del escenario político en el Estado de México, en una entidad que no conocía la alternancia con tal magnitud: 52 de 75 diputados son de oposición; 38 de ellos, de Morena. Un acto protocolario que no sería fácil para gobernador Alfredo Del Mazo Maza.

 
El respeto institucional fue riguroso pero los discursos no. Los dos actores principales de la sesión enmarcaron la pauta se habrá de seguir en la relación entre los poderes Ejecutivo y Legislativo en el próximo trienio. Tanto el presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de la bancada de Morena, Maurilio Hernández, como el propio gobernador Del Mazo pusieron las cartas sobre la mesa. 

 
En voz del propio Maurilio Hernández, Morena va tras las leyes del ISSEMyM y la denominada “Ley Atenco”, principalmente. Ambas propuestas en dos administraciones priistas diferentes y que han generado descontento social. Advierte que revisarán a fondo la normatividad con la que se conduce el Estado de México, sus leyes “y adecuarlas a la realidad que impera en el estado. Respeto sí, pero firmeza también”, acentúa el morenista. 


Cabe recordar que, con el triunfo, AMLO apuntó: “ha llegado el momento de iniciar la cuarta transformación de la vida pública de México”; transformación que define como pacífica pero profunda y que la entidad mexiquense será parte fundamental en acabar con la corrupción y la impunidad; “en combatir la desigualdad y la pobreza y en fortalecer valores culturales, morales y espirituales. Respeto sí, pero firmeza también”. 

 
En su momento, el mandatario hizo un llamado para que el ambiente político en el territorio mexiquense sea un ejemplo en el país, pidió a su contraparte la construcción de una alianza política “a través del diálogo, la conciencia y el entendimiento” pero advirtió que el análisis y aprobación del proyecto de presupuesto 2019 que presentará en diciembre próximo, será un inmejorable punto de partida para tal efecto. 


Será indispensable para ambos tener cuidado y cautela para que esta correlación no los lleve a actuar de manera impositiva, pero sí de contrapeso, ya que la entidad representa la única del país en la que habrá una independencia real entre ambos poderes.

 
Deberá consolidarse una verdadero ejercicio democrático al reconocer los derechos políticos de manera más amplia en sus atribuciones, a la par del establecimiento de los mecanismos reales para ejercerlos, para verdaderamente legitimar el ejercicio de un gobierno democrático que dé estabilidad al sistema político en su conjunto.

OPINIONES MÁS VISTAS