Trayectos

Topaste con pared

Fátima Ibarrola

El día que se anunció con bombo y platillo el acuerdo entre México y Estados Unidos para cancelar la amenaza de aplicar aranceles a los productos mexicanos por parte del vecino país, dada la alarmante afluencia de migrantes, me dije: -¿qué se habrá negociado detrás? Lamentablemente, al menos en la escala de juegos perversos de Donald Trump, existió la firma de un acuerdo secreto que habrían firmado Alejandro Celorio Alcántara, consultor jurídico adjunto de México, y su homólogo en el Departamento de Estado Marik String. Trump usó este convenio para armar un desfiguro mediático, para tironearnos a nosotros y sus socios comerciales en el mundo.

Y ya aquí, adentro de la casa, la cosa se ha puesto color hormiga tanto para Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, como para Graciela Márquez, titular de la Secretaría de Economía, pues fueron llamados a comparecer ante el Congreso de la Unión, dado todos estos desfiguros, dimes, diretes y supuestas componendas detrás de la puerta.

En fin, yo aquí tengo varias opiniones: una muy clara es que el país más poderoso en materia económica siempre será el que cante y lleve la batuta, y México ha tenido cientos de choques con EU, pero sólo se pueden manifestar como “desencuentros”, y a lo mejor, en corto se dirán:-“te pásate”, pero “ponerse con Sansón a las patadas” ¡no ha pasado, y dudo que pasará!

Como sea, México cuenta con 45 días para dar resultados en la detención de los migrantes, y esta semana está ya la Guardia Nacional por tomar sus posiciones en la frontera sur y norte.

Se supone que para estar al día en Derechos Humanos debieron tomar al menos ocho semanas de capacitación los que otrora fueron soldados y policías y hoy son Guardia Nacional, la duda es si estarán preparados en esa materia y lo más grave de imaginar: ¿cómo se pondrá ahora la cosa, una vez que dicha Guardia llegue a Chiapas y se enfrente a “La Bestia”, a esa bestia que es un tren de inmigrantes, una sociedad civil que no está dispuesta a recibir a extranjeros que sean detenidos y retenidos en sus lugares de origen para que no lleguen a Estados Unidos?.

Y por último, ¿cómo se verá la Guardia Nacional lidiando a la vez con los narcotraficantes y con la ciudadanía que, en autodefensa o coludidos con las mafias, también busquen, como pasó con el pelotón en Michoacán, desarmar a las comunidades víctimas de la violencia?.

¡Ah pa’ semanita para AMLO, pero se necesita ser necio para que topes con pared!

OPINIONES MÁS VISTAS