Federico González Celaya
24.05.2018
Hace más de dos décadas llegué a los bancos de alimentos. Fue en Hermosillo, donde me dedicaba a la agricultura. En el campo, comencé a darme cuenta de una paradoja: hay mucho alimento que sobra, q
Publicidad