Negocios en movimiento

¿Los negocios disruptivos son una amenaza para tu negocio?

Federico D´Kuba

El internet ha facilitado el que se puedan realizar transacciones financieras en línea. En los últimos diez años la industria del crowdfunding ha emergido como una alternativa seria para financiar diferentes tipos de proyectos empresariales o sociales, incluso, entre inversionistas de países diferentes. El crowdfunding se refiere a los esfuerzos de emprendedores para fondear sus aventuras empresariales a través de pedir pequeñas aportaciones a un número muy grande de individuos, utilizando el internet para evitar intermediarios financieros. Los modelos de crowfunding se pueden dividir en cuatro: 1) de donación: su meta principal consiste en aportar normalmente a una causa social, sin recibir nada a cambio. 2) de recompensas: el que aporta espera recibir un reconocimiento por haberse sumado al proyecto. 3) de equity: la meta es fondear start-ups a través de la adquisición de acciones. 4) de préstamos: esto es conocido internacionalmente como peer-to-peer lending, (préstamos e inversiones directamente entre personas). Hoy quiero hablar del último modelo y centrarme en una empresa en específico. A principios del 2015 comienza a operar Doopla(doopla.mx), una start-up que se define a sí misma como: “Emprendedores Mexicanos que a través de la tecnología conectamos directamente a las personas para que mejoren sus actuales condiciones de crédito e inversión”. La operan siete personas ya que buena parte de los procesos se realizan a través de algoritmos matemáticos, por lo mismo, se evitan las sucursales que requieren los bancos. Doopla conecta a una persona que tiene dinero para invertir y le ofrece una tasa de interés promedio neta del 15% anual por su inversión (una tasa más alta de la que recibiría por su dinero en un banco), con una persona que necesita dinero y que pagará una tasa promedio del 18% anual (una tasa más baja que la que pagaría en el mismo banco). Pero, ¿Cómo es que gana dinero? Increíblemente es un comisionista, no es una institución de crédito tradicional, cobra el 1% a los que invierten y 6% a los que piden prestado. A la fecha, la empresa ha crecido a una tasa anual compuesta del 342% y es un modelo de negocio que tiene mucha escalabilidad. Quiero utilizar el ejemplo de Doopla para invitarte a que reflexiones y analices con mucha profundidad si en tu giro de negociono se están gestando modelos disruptivos como esteque te pueden poner en riesgo. No lo dejes, cada vez es más común escuchar las historias de: Uber, Airbnb, Netflix, etc.

Federico D’Kuba es profesor del IPADE.

fchavez@ipade.mx

OPINIONES MÁS VISTAS