Ganar Ganar

Llegó el momento UAC

Fernando Royo

No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague, o lo que es lo mismo, el tiempo de la Universidad Autónoma de Coahuila, ha llegado, el próximo martes 13 es el día de las elecciones para rector y si bien solo hay un candidato, Salvador Hernández Vélez, ya que el contendiente por la ciudad de Saltillo declino, el virtual ganador tiene ante si uno de los retos más importantes de su vida y del Estado, lograr elevar el nivel de nuestra máxima casa de estudios en el Estado.

A la UAC le urge sacudirse de toda la grilla, sobretodo en la que estuvo metida estos últimos 12 años, donde la usaron como estandarte político y de presión al servicio de los gobernadores en turno, quienes manipularon no solo a la UAC, sino a todo el gremio magisterial en aras de un proyecto familiar, en perjuicio del alumno.

En este mundo global, a la UAC le urge posicionarse entre las mejores universidades de México, competir de tú a tú con cualquiera, el Estado lo merece y sobretodo los jóvenes de Coahuila.

Las propuestas de Salvador, “más calidad académica, formación integral de los alumnos, apoyo y fortalecimiento a la planta docente, presencia internacional, modernizar la legislación universitaria y una administración eficiente y transparente”, aunque suenan muy generales, URGEN en la UAC.

El alumno tiene que ser el centro de todo lo que gira en la universidad, por lo que claro que se necesita una formación integral, mejores maestros, reconocimiento internacional, desburocratizar la legislación vigente y que decir de una administración EFICIENTE Y TRANSPARENTE, la sociedad está harta que las instituciones sean barriles sin fondo y el dinero se vaya a todas partes menos a lo más importante, el estudiante.

Sabemos que existen varios cotos de poder dentro de la universidad y ahí está el reto, lograr con mano firme, encausarlos a sus propuestas. Claro que va a haber muchas resistencias, sobre todo donde huele a dinero, pero conociendo a Salvador, él sabrá sortear esas trabas.

De ese tamaño es su responsabilidad, la formación académica de Salvador lo respalda, tendrá que cumplir y hacer valer esa autonomía que tanto necesita la UAC para salir delante de este gran desafío, en hora buena.


feroyo@hotmail.com

OPINIONES MÁS VISTAS