Vivir el día

"Fake news"

Froylán M. López Narváez

La comisión constante de delitos, en mucho contra mujeres, es el conflicto social que más ha damnificado al ya feneciente gobierno de Enrique Peña Nieto.

La variedad de causales por la mortandad de mexicanos se agrava en mucho por la abundancia de noticias falsas (ya conocidas internacionalmente como fake news), que han llevado directamente a la comisión de delitos heterogéneos.

Según Felipe García, estudioso de sistemas informáticos, al hablar con Pascal Beltrán del Río opinó que las noticias falsas han provocado barbaridades insufribles. Precisó: “El enardecimiento social que puede causar es tremendo; nos está exhibiendo vulnerables en la parte social, en la parte de la seguridad, en la parte de la confianza; pero a lo largo de los pasados meses, qué será, desde enero a la fecha, este tipo de fenómenos se ha visto en otras partes del mundo.

“Son mensajes que tienen una estructura muy poderosa; ya de antemano te están incitando, aún no teniendo certeza, a que el mensaje siga corriendo, difundir una mentira, el estar difundiendo esto, ya está costando vidas, y eso es grave”.

En Morelos se ha difundido una noticia falsa que circula en redes sociales, en la que se acusa a un hombre de sacar fotos a los niños frente a un complejo escolar.

Y así también la muerte ha calado en Puebla, donde hubo homicidios por pobladores y donde se volvió a magnificar el desprecio vital. De aquí que linchamientos en ese estado hayan suscitado demandas como la renuncia del alcalde panista Guillermo Martínez.

La estupidez del festejo de lugareños que pidieron mataran a dos personas, vale la presunción que poco consuela: “los que asesinaron a Ricardo y a Alberto nunca podrán dormir tranquilos. Los que gritaron que los mataran, los que aplaudieron, todos los involucrados, no van a dormir porque son asesinos”, dijo una familiar de las víctimas.

Y así, ante la muerte de Alberto y Ricardo Flores, de 53 y 21 años, se reclamó justicia; pero al ser la impunidad marca concomitante en estos casos, no es previsible ni mucho menos que haya sanciones.

El propio presidente Peña Nieto ha admitido la ineficacia en el país para vencer el problema mayor: la inseguridad y las impunidades.

Los alborotos y alborozos por la elección de Andrés Manuel López Obrador irán disminuyendo gradual y prontamente porque esa mortandad es expresión de las incompetencias. No en balde Alfonso Durazo ha previsto que esta plaga perdure por lo menos hasta el fin del sexenio a punto de instaurarse.

Este es el último artículo que publico en MILENIO, con gratitud a Carlos Marín, a Claudia Amador, a los propietarios y funcionarios del diario.



OPINIONES MÁS VISTAS