La energía de Baker

Espada y escudo del periodismo

George Baker

En un editorial publicado el 12 de septiembre de 2016, The New York Times pidió a los legisladores mexicanos dar más protección a los periodistas contra demandas por difamación instauradas para acosar e intimidar.

Si bien coincidimos con la preocupación, opinamos que mientras que los periodistas necesitan más protección contra las demandas espurias, otros necesitan protección contra el periodismo espurio.

La ley ya reconoce el riesgo al que un servidor público se expone con una sanción improcedente o litigio espurio y requiere que aquellos contraten (a su costo) pólizas de seguro para cubrir los gastos de su defensa legal.

Los inversionistas buscan su protección al formar parte de asociaciones, que ofrecen el anonimato de los miembros individuales. La Asociación de Productores de Hidrocarburos de México (Amexhi) es una nueva agrupación que está destinada a servir como escudo de prensa para los posibles licitantes en la Ronda Uno.

El accidente que tuvo lugar el 29 de enero de 2015, que involucró a un vehículo de suministro de gas LP en un hospital infantil en Cuajimalpa, ofrece un caso de estudio sobre cómo la prensa en México constituye un factor de riesgo para las partes interesadas en el sector energético.

Un artículo de Excélsior el 10 de febrero criticó a la subsecretaria de Hidrocarburos, Lourdes Melgar, por múltiples pecados putativos de omisión durante su gestión. Todas las fuentes fueron anónimas, incluidos los nombres de los reporteros. Tiene el sabor más de una inserción política que de un reportaje de investigación periodística.

En un reporte nuestro, notamos que con anterioridad un administrador del hospital había rechazado la oferta de Gas Natural Fenosa de construir un ducto para abastecer la unidad con gas natural, un fluido más seguro por mucho que gas LP. ¿Qué tal si un reportero fuera a entrevistarlo?

Y sería útil entrevistar a Juan Carlos Collado, quien, como director jurídico de GDF Suez, preparó los argumentos que lograron convencer a la SCJN para dictaminar que las cortes estatales y municipales no tienen competencia para impedir las actividades reguladas por instancias federales. El motivo fue terminar con los abusos del interdicto de obra, bajo ley estatal, contra las actividades autorizadas por la Comisión Reguladora de Energía, bajo ley federal.

Con tales entrevistas, el reportero contará con una visión más amplia del entorno en que fue pensable seguir con un servicio de combustible que representaría un alto riesgo para el hospital y sus pacientes.

g.baker@energia.com

OPINIONES MÁS VISTAS