Una ventana al universo

Cosmografía. Del mito a la realidad

Gerardo A. Rizo

La cosmografía es la ciencia que tiene por objeto la descripción del universo por medio de mapas y cartas que lo describen, utilizando elementos de la geografía y la astronomía. El término cosmografía aparece en la obra de Claudio Ptolomeo (siglo II d. C.). Los mapas estelares no solo representan posiciones de estrellas y objetos de cielo profundo, manifiestan la cosmovisión de los pueblos antiguos.

El mito. Hace muchos años, en el principio de los tiempos, mientras se libraba una gran batalla de uno de los hijos de Crono contra los Titanes, Climene esposa de Japeto dio a luz a un hijo, el cual desde niño dio muestras de interesarse en la ciencia de la astrología, (entendida esta, en aquellos tiempos, como el conocimiento de los astros), le fascinaba la observación de las estrellas y los planetas, a tal punto que se piensa que fue el inventor de la esfera. Su nombre. Atlas.

Este titán por su fortaleza fue nombrado comandante del bando Crono-Titanes contra Zeus-Ciclopes, cuando Crono junto a los Titanes fueron vencidos, los desterraron al Tártaro, (profundo abismo usado como una mazmorra de sufrimiento y prisión), a excepción de su general Atlas, ya que Zeus el vencedor, conociendo sus cualidades físicas y pasión por las estrellas, lo condeno a llevar en sus espaldas todo el firmamento. (Ya que las columnas que lo sostenían, en un episodio de la guerra antes efectuada, habían resultado dañadas). Nos cuenta el mito que Hércules, otro poderoso hijo de Zeus, a quien Atlas le había enseñado astronomía, en agradecimiento le ayudó en algunas ocasiones a sostener el cielo.

En la realidad, la palabra atlas significa, “pesar o trabajo excesivo” así como en algunas culturas antiguas llamaron a la montaña más alta Atlas, por ser una cima muy alta que su cumbre se pierde entre las nubes y esta, no solamente toca el cielo, sino lo sostiene, también esta alegoría de montaña/gigante que está sosteniendo al cielo, representaba a la ciencia de la astronomía.

El concepto. Fue en el S. XVI que el gran geógrafo Mercator, utilizó por vez primera la palabra Atlas, para definir un grupo de mapas que describían lugares determinados, en el transcurso del tiempo se han desarrollado diferentes tipos de mapas, unos representan la superficie de la Tierra dividida en dos hemisferios, es el mapamundi. Otro, el que representa la posición de las estrellas en los dos hemisferios celeste es el mapamundi celeste, el más antiguo es el de Bayer, titulado Uranometría, publicado en 1603 en Augsburgo, el cual contiene 51 hojas y un catálogo de 1706 estrellas. Otros ejemplos son; El Firmamentum Sobiescanum, de Hevelio, publicado en Dantzig en 1690 con 54 mapas con 1900 estrellas: Sobresale el de Flansteed, titulado Atlas coelestis britanicus, Londres, 1728 de 28 hojas que describen 2919 estrellas: El francés de Bode, La Representation des astres, publicado en 1702 con 5058 estrellas: El Atlas novus evelestis de Hardings, publicado en Gottinga en 1822 con 120 mil estrellas en 27 mapas, en la actualidad ya no son mapas impresos, hoy se llaman bases de datos, tenemos el proyecto Gaia que es un catálogo estelar con mil ciento cuarenta y dos millones de estrellas, todas definidas por su posición y su luminosidad, una gran cantidad de estrellas, paro solo representa aproximadamente el uno por ciento del total de estrellas que contiene la Vía Láctea, que es una de las billones de galaxias que pueblan nuestro universo.

Posiblemente el último gran cartógrafo celeste sea, Wil Tirion, de origen holandés nacido en febrero de 1943 publico su famoso Sky Atlas 2000.0, del cual todos los astrónomos aficionados de todas las nacionalidades hemos utilizado más de una vez para consultar el dato de algún objeto de cielo profundo en una de nuestras noches de observación en un lugar apartado de las grandes ciudades.

Si hubo un tiempo en que las estrellas y constelaciones todavía no tenían nombre, el propio universo no sabía de sus límites, glorias y héroes, pero gracias al mundo habitado por dioses, hecatonquiros, ciclopes, titanes y titanides, en las noches de hoy, podemos conocer a los personajes que dieron forma al cielo: del cazador Orión, del rey de Etiopia su esposa y su bella hija, (Cefeo, Casiopea y Andrómeda), de Perseo que llego en el caballo alado (Pegaso) a salvarla del monstruo marino, (Cetus), de los fieles hermanos Pólux y Cástor, en fin, de seres que se ganaron un lugar para la eternidad.

www.sagdl.org




OPINIONES MÁS VISTAS