La Mirilla

Del plan TRES al plan SOS

Germán Zepeda

Ni siquiera es un secreto a voces la inseguridad que se padece a bordo. 

Al contrario, los asaltos al transporte público en el Estado de México son un cáncer que crece lentamente, una enfermedad que está en toda ruta. 


La muerte del estudiante universitario Alejandro Ricardo Montes García en Toluca el pasado martes 21 de agosto, dejó un precedente en la inseguridad que acecha a millones de mexiquenses en este servicio ahora en el Valle de Toluca, pues en el Valle de México y el oriente es la nota de cada día. 


¿Hace cuánto que no se presentaba esto en municipios de la metrópoli Toluqueña? 


El tema tiene miles de respuestas y pocas soluciones. 


¿En dónde está el actuar gubernamental? 


Por ahora no se ve y es clásico en un gobierno que después de una tragedia reactivan operativos para hacernos creer que están haciendo algo, pero no es así. 


El actual gobierno frenó el llamado Plan TRES, el famoso Transporte Estatal Seguro, operativos sorpresa que las policías y hasta el ejército realizaban para inhibir la delincuencia a bordo. Pues es que era un programa que inició en marzo del año 2015 por parte del ex gobernador Eruviel Ávila Villegas, y que para este nuevo gobierno no debía seguir, porque como dicen ‘hay que ser innovadores en los programas’. 


De acuerdo con el último informe de gobierno, el Plan TRES sumó 332 mil operativos, revisaron a 75 millones de pasajeros y más de 4.6 millones de automóviles. Cifras impactantes que espero no hayan sido maquilladas pero que son al fin de cuentas un referente. Con dicho plan detuvieron a 30 mil presuntos delincuentes con mil y tantas armas.


¿Suena rimbombante no? 


Pero independientemente de que funcionara o no al menos los malhechores podrían andarse con cuidado. 


Van ahora las cifras verdaderamente rimbombantes: 5, 057 averiguaciones previas iniciadas por robo en transporte público colectivo en el Edomex, solo entre enero y julio de 2018, cifra que representa el 67 % del total nacional, según lo revela el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. 


Lamentablemente no se especifica cuántos pasajeros han perdido la vida al intentar proteger su patrimonio como el caso de Alejandro. 


¿Cómo no quieren que viajemos con miedo? 


La realidad es que hoy no vemos un plan para acechar el delito a bordo, el plan que necesitamos es SOS. 


Aunque el actual gobernador Alfredo Del Mazo ha impulsado la tecnología a través del sistema de videovigilancia en las unidades la medida era como dicen en casa “para antier”. El llamado Pulpo camionero no cede a las exigencias del gobierno, tienen acostumbrados a los empresarios a gozar de bondades. 


Para el caso de los taxis la cosa va por la misma ruta, la gaceta del 20 de marzo de 2018 les obliga a tener cámaras, botones de pánico y demás. La respuesta del gremio del volante es NO. los taxistas se resisten y el gobierno va a doblar las manos una vez más y les piensa dar una prórroga a esta ley. 


¿En dónde está entonces la mano firme contra la delincuencia? 


Por La Mirilla ni se asoma. 



OPINIONES MÁS VISTAS