La Mirilla

Huachicol; opaca tragedias y polémicas

Germán Zepeda

Yo no sé por qué sigue habiendo tanta incredulidad al problema del huachicoleo en nuestro país, no entiendo por qué dudan del saqueo tan importante que estaban haciendo a la nación, si podría catalogarse como otra de las estafas maestras de los gobiernos.

De acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex) de enero a septiembre del 2018, aún en el sexenio de Peña Nieto, se registraron 11 mil 197 tomas clandestinas de combustible, cifra 46 % mayor al del año 2017, problema en aumento y del que solo había detenidos diarios que terminaban en mero dato o noticia del día. Peor aún si sumamos lo de todo el sexenio, más de 40 mil tomas clandestinas según Pemex; es como imaginar 40 mil agujeros y mangueras de los ductos, literal un acuchillamiento al país.

La capital de este problema fue Puebla y ojo porque ahí no ha pasado nada, ahí no hay desabasto de gasolinas, ¿por qué? Si es la zona con el mayor índice. ¿Será porque allá no todos miran con buenos ojos al Presidente López Obrador después de la tragedia de los Moreno Valle?, ¿Será que no quisieron dar otro golpe anímico a los poblanos ahora que habrá nueva elección? Guanajuato, Estado de México, Jalisco y hasta Veracruz crecieron en este delito.

Pero más allá de eso, esta estrategia del gobierno federal llegó a opacar temas que ya le estaban causando molestias a López Obrador, como la construcción del Tren Maya, que recordará resultó de una consulta ‘a modo’, cuestionada y aprobada por la minoría, la cancelación del aeropuerto en Texcoco y la aprobación de Santa Lucía la tragedia de los Moreno Valle y la investigación en curso que comenzaba a generar sospechas, la convocatoria a una nueva elección en Puebla y ahora hasta para opacar sigilosamente la creación de la Guardia Nacional.

Duele decirlo a la oposición, pero le están saliendo bien las cosas a López Obrador y según encuestas no lo han despeinado los problemas de comunicación y operación. Hoy vemos a pocos señalando que la estrategia huachicol es una cortina de humo o algo similar, en realidad veo un gobierno tambaleante pero con actitud de hacer las cosas y otras por mejorar.

¿Cómo queríamos que baje la gasolina si la estaban robando?, esperemos que el premio a todos los ciudadanos sea un menor precio con el blindaje que se hará o por lo menos que se den a conocer a los responsables; de lo contrario no le será suficiente para justificar las incomodidades que padecemos.

No sé si le alcance a López Obrador el plan para dejar huella como la nueva expropiación petrolera como sueña, o no sé si sea solo una obsesión por emular a Lázaro Cárdenas. _

OPINIONES MÁS VISTAS