Columna de Héctor Diego Medina Basave

Proteger al mundo de Trump

Héctor Diego Medina Basave

Hay un nuevo libro llamado Miedo: Trump en la Casa Blanca (Fear: Trump in The White House) que da aún más ejemplos de la ya conocida personalidad del presidente de Estados Unidos. Bob Woodard, un veterano y respetado periodista, relata, entre otras cosas, cómo uno de los principales trabajos de los allegados al líder norteamericano es hacer todo lo posible por defender al mundo exterior de los arranques y caprichos frecuentes de su jefe.

Los asesores de Trump deliberadamente le ocultan información para, según sus propias versiones, “proteger al país”, asegura el cronista de la Casa Blanca en su libro. Esto concide con otros libros como el de Michael Wolff (Fire and Fury), o como las memorias de Omarosa Manigult-Newman, así como en las múltiples historias de ex miembros de la administración, o periodistas cercanos a Trump. El común denominador es que hay caos en la Casa Blanca y los miembros más responsables del gobierno intentan por sus propios medios calmar las aguas, con miedo a que Trump se dé cuenta.

Una muestra es la llamada telefónica que se publicó íntegra entre Bob Woodward y Donald Trump, en la que el periodista le reclama de manera respetuosa el hecho de no haber tenido la oportunidad de entrevistarlo para el libro. Donald Trump, a sabiendas de que la llamada estaba siendo grabada, se justifica, asegurando que nadie le había comentado sobre el tema, a lo que Woodward le responde que se lo había pedido a mucha gente cercana a él (quienes aparentemente lo ocultaron). Después Trump concluye que este será “otro libro malo” y que lo único importante es que “Estados Unidos está mejor que nunca”. Al final, Woodward no parece estar de acuerdo, y entonces Trump termina la conversación. Si no lo adulan, son enemigos.

Apunte spiritualis. De ese comportamiento es del que quieren defender al mundo los políticos cercanos a Trump. Les funciona para seguir en el poder, pero al final tienen su propia conciencia. También se previenen para una eventual caída de su jefe, posibilidad que él difícilmente ve.M

hectordiego@gmail.com

OPINIONES MÁS VISTAS