Columna de Héctor Guillermo Muñoz Ortega

Una conducta a todas luces ilegal

Héctor Guillermo Muñoz Ortega

La demolición de la caseta de la Junta de Vecinos de la colonia Del Valle por parte de la autoridad municipal atenta contra las garantías de audiencia y debido proceso legal que establecen los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Dicha conducta fue resulta evidentemente de forma inconstitucional e ilegal, porque debe atenderse a que en estas casetas los vecinos sostienen juntas vecinales en las cuales se toman acuerdos para mejorar la vialidad, seguridad, orden, limpieza y demás temas de relevancia para la colonia; es decir, son usadas para el bien de la comunidad.

No obstante, de manera, por demás, arbitraria, sin el previo aviso ni procedimiento legal y con franco desacato a las garantías de audiencia, legalidad, fundamentación, motivación y seguridad jurídica, con que deben ser revestidos todos los actos de la autoridad municipal, el personal de San Pedro ha procedido en contra del beneficio de la comunidad y afecta con dicho actuar el bien común.

Respecto a la desafortunada manifestación esbozada por el alcalde Mauricio Fernández, en el sentido de que “es una enfermedad de muchos sampetrinos que se les presta algo y luego se lo quieren robar”, es importante destacar que la recuperación de dichos espacios debe realizarse a través de ciertos requisitos legales.

Al no haberse realizado de manera correcta, se actualizan diversas figuras de carácter punitivo, entre ellas, la estipulada en el artículo 397 del Código Penal para el Estado de Nuevo León, consistente en el delito de despojo de inmueble.

* Héctor Guillermo Muñoz Ortega es abogado.

OPINIONES MÁS VISTAS