El Manubrio

Cuando rodar cuesta la vida o la ‘bici’

Héctor Zamarrón

En Guadalupe, Nuevo León, andar en bicicleta te puede costar la vida, como a Juan Manuel Martínez Pantoja, quien el 6 de agosto fue arrollado por un autobús, o como a los 172 que han muerto atropellados en la última década en Monterrey. En el mejor de los casos te puede costar la bicicleta, como les ha ocurrido a quienes se les confiscó por cruzar la Ecovía.

La ciudad de Monterrey es la número uno en América Latina en número de accidentes y muertes por razones viales. Más de 75 mil choques en 2016, en el conteo más reciente del Inegi.

En Monterrey el automóvil es la medida del éxito. Eres lo que manejas y así es como la ciudad se ha convertido en la que más fomenta en México el uso del automóvil, mientras millones usan su pésimo transporte público y sus inexistentes banquetas.

Pueblo Bicicletero y La Banqueta se respeta son algunas de las organizaciones pioneras en exponer esta problemática ajena a sus élites, más concentradas en el puro éxito económico.

Esa ciudad, enclavada entre cerros, cuenta desde 2014 con un sistema de autobuses rápidos que la cruza de oriente a poniente, la Ecovía. Cuando se planeó incluía ciclovías paralelas y rutas alimentadoras que se quedaron en papel.

Construirlas requería reducir espacios al automóvil y decisiones políticas que no tomaron ni el entonces gobernador, Rodrigo Medina, ni la alcaldesa Margarita Arellanes, por lo que la oferta del secretario de Desarrolllo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno, de hacerlas se quedó en promesa.

De la misma época data el Biciplan () que incluía una red de 150 kilómetros de ciclovías y un sistema de bicicletas públicas que durante su campaña el gobernador Jaime Rodríguez Calderón prometió cumplir. Ayer Pueblo Bicicletero se lo recordó con una manifestación.

Es Monterrey, y su zona metropolitana, la ciudad más proauto del país, y donde la sociedad civil batalla para cambiar el estado de las cosas.

Suerte, su éxito o fracaso puede alentar a otras ciudades a seguir su ejemplo: Matamoros, Nuevo Laredo, Tampico (Tamaulipas), Torreón, Monclova, Piedras Negras y Acuña (Coahuila). Hay mucho en juego.

hector.zamarron@milenio.com o @hzamarron

OPINIONES MÁS VISTAS