Consultorio del deportista

Beneficios de la Vitamina D

Ignacio Cardona

La importancia de mantener niveles adecuados de Vitamina D3 (VD), también llamada colecalciferol, no se reduce a fortalecer los huesos. Estudios recientes han demostrado su participación en funciones neuromusculares y en la prevención de infecciones. El calcitriol tiene efectos directos sobre el hueso, desde su formación en el útero materno, durante el crecimiento y maduración hasta el envejecimiento.

La disminución de los niveles de VD, hipovitaminosis D, se ha relacionado con una mayor prevalencia de fracturas de baja energía (en especial las fracturas de fragilidad de la cadera), y tanto por la pobre calidad ósea como por la disminución del tono y el control muscular y el consecuente aumento en el riesgo de caídas. La disminución de la fuerza y el control neuromuscular ocasionados por la deficiencia de vitamina D tiende a afectar los miembros inferiores y se caracteriza por debilidad muscular, marcha alterada con aumento en el balance corporal, dificultad para incorporarse y subir escaleras y dolor muscular difuso, síntomas acompañados en algunas veces por alteraciones en la sensibilidad, dolor articular y otros síntomas no específicos que pueden confundir el diagnostico (artritis reumatoide, polimialgia, trastornos psiconeuróticos, fibromialgia y enfermedades malignas).​

El efecto benéfico de la VD sobre el tono, la fuerza y la función muscular podría tener un efecto directo sobre el número y el tamaño de las fibras musculares, así́ como favorecer el aumento de las reservas intracelulares de calcio que son necesarias para la contracción muscular adecuada.4

La VD  también tiene efectos antimicrobianos a través de mecanismos que aún no se han dilucidado por completo pero se cree que actúa directamente sobre las células de defensa  facilitando la destrucción de los microbios.

Además de las clásicas funciones en la homeostasis del calcio y fosforo, la vitamina D desempeña un papel vital en la salud musculoesquelética. Las personas con deficiencia de ​VD ​muestran una combinación de densidad mineral ósea reducida y desgaste muscular.

La hipovitaminosis D es un aspecto clínico relevante en adultos que son candidatos a cirugía ortopédica o trauma. Existe amplia evidencia que corrobora la necesidad de alcanzar y mantener una cifra adecuada de VD en la sangre con el fin de reducir el número de fracturas por fragilidad, aumentar consolidación de la fractura, mejorar la función neuromuscular, prevenir infecciones quirúrgicas, etc.

¿Cuánta vitamina D necesitamos? Los especialistas de las áreas de ortopedia y nutrición han recomendado el mantenimiento de la cifra de ​VD entre 40-50 ng/mL para promover un estado de vida saludable. Pregunte a su médico.

OPINIONES MÁS VISTAS